image

La mayoría de los protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi) no están realmente descentralizados, lo que significa que necesitamos una normativa adecuada para entender el funcionamiento interno de esta tecnología emergente, según la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Eva Kaili.

En una entrevista exclusiva con Cointelegraph en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, se le pidió a Kaili que expusiera su definición de DeFi. Por definición, DeFi está “completamente descentralizada”, dijo, lo que significa que “nadie puede controlar o […] manipular una blockchain”.

Lograr la descentralización no es tarea fácil. “La mayoría […] dicen que lo son, pero no lo son”, dijo Kaili, refiriéndose a los protocolos DeFi existentes. Además, explicó la necesidad de definir a los actores del ecosistema como parte de un marco regulador más amplio:

“Tenemos que tener salvaguardias para entender quién es un desarrollador, quién lo controla, cuáles son las claves, si alguien puede cambiar el código o no, dónde está la jurisdicción. Tenemos que asegurarnos de que entendemos cómo funciona. No es un ejercicio fácil. Esto es lo que es la disrupción. Son retos fuera de lo común que tenemos que ver cuáles son los beneficios y asegurarnos de que trabajamos en torno a eso con una regulación inteligente”.

Kaili, que ha sido miembro del Parlamento Europeo desde 2014, ha sido una denfensora abierta de Bitcoin (BTC) y la tecnología Blockchain desde hace algún tiempo. En una entrevista anterior con Cointelegraph Magazine, declaró que la tecnología Blockchain nos da las herramientas para fortalecer y mejorar los sistemas existentes a través de la confianza y la estabilidad.

Las preocupaciones sobre las estructuras de gobernanza DeFi no son nada nuevo, pues muchos partidarios de Bitcoin argumentan que la industria carece de una verdadera alternativa monetaria a BTC. Como explicó el antiguo CEO de Blockstream, Samson Mow, la mayoría de los proyectos DeFi están gobernados por organizaciones que pueden modificar su protocolo a voluntad.

Aunque Kaili suscitó dudas sobre si los protocolos DeFi pueden considerarse realmente descentralizados, los reguladores europeos parecen haber ampliado su comprensión del sector. Un informe de abril de la Comisión Europea definió el DeFi como una “forma emergente de intermediación financiera autónoma” que está fuera de la industria financiera tradicional. El informe también reconocía la necesidad de replantear el enfoque normativo europeo en la materia.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.