Mientras que algunas personas creen en el potencial a largo plazo de las criptomonedas, otras se muestran reticentes a la hora de invertir su dinero por diferentes motivos. Un estudio reciente realizado por Coupon Follow descubrió que la mayoría de las personas que no han invertido en criptomonedas citan preocupaciones como la volatilidad del valor y las aplicaciones restringidas, el impacto ambiental, así como las preocupaciones regulatorias.

El interés de la búsqueda de “¿debo invertir en criptomonedas?” ha aumentado. Fuente: Google Trends

La encuesta, que incluyó a encuestados mayores de 18 años, fue respondida por 1,172 personas entre la Generación Z, los Millennials, la Generación X y los Baby Boomers. Cada grupo estaba representado por muestras que iban de 172 a 333 individuos. Según el informe, todos los encuestados eran “no coiners”, o individuos que aún no han invertido en criptomonedas.

De acuerdo con la investigación, la falta de comprensión fue la razón más popular para las dudas de los compradores en todas las generaciones. Cuando se les preguntó por su negativa a comprar criptomonedas, el 42% de los encuestados dijo que no “entendía su valor”.

Sin embargo, el informe sugiere que el interés por aprender más sobre las criptomonedas no se ha extinguido. Incluso si no estaban dispuestos a invertir dinero en ella, la mayoría de los encuestados estaban al menos algo interesados en aprender más sobre las criptomonedas. Un porcentaje significativo de los encuestados, el 39%, se siente asustado por la volatilidad de las criptomonedas.

Fuente: Coupon Follow

El 18% de los encuestados dijo que aprender más sobre los beneficios de invertir en criptomonedas era el enfoque más eficaz para pasar de escéptico a creyente. Los millennials dijeron que tener una mayor renta disponible era el escenario más probable que les convencería de invertir en criptomonedas. La investigación descubrió que los miembros de la Generación Z están más interesados en la regulación gubernamental y la aplicación de la ley en este espacio naciente.

Teniendo en cuenta el creciente número de delitos financieros y de explotaciones de DeFi, así como el dramático colapso de Terra (LUNA) de la semana pasada, esto no debería ser una sorpresa.

Los reguladores se ocupan principalmente de proteger a los consumidores, y es evidente que tienen dificultades para seguir el ritmo de un sector que evoluciona rápidamente. La regulación existe, pero parece desorganizada. La Comisión de Valores (SEC) de Estados Unidos ha renovado recientemente su unidad de criptomonedas con más contrataciones, y con el público en general cada vez más concienciado con las criptodivisas, podemos esperar ver más regulación en este ámbito. Los expertos creen que las empresas de criptomonedas deben colaborar con los reguladores para aumentar la adopción.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.