https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS9zdG9yYWdlL3VwbG9hZHMvdmlldy84NmQ0YzVjYzI1NTczOTRlZDBmNmM4NjlhYjllOTZjNS5qcGc=.jpg
image

Aarón Olmos, reconocido economista venezolano y Director de Olmos Group, conversó con el equipo de Cointelegraph en Español y ha compartido sus diferentes opiniones sobre el entorno económico global, el rol que desempeña las criptomonedas y la actualidad económica de Venezuela en consecuencia de haberse convertido lo que él describe como un país multimoneda.

Juan Abad (JA): ¿Cómo observa el criptomercado y en qué etapa cree que se encuentra?

Aarón Olmos (AO): El tema de la tendencia bajista de precios no se ha corregido, no se ha solventado como tal, y la gran conexión que hay entre el uso de los criptoactivos a nivel general como vehículos de inversión de alto riesgo o como vehículos de garantía en algunos casos del valor del esfuerzo y trabajo de las inversiones de buenas personas, digamos en el caso de ser criptomonedas estables, por ejemplo, o criptomonedas volátiles que su precio a nivel de análisis técnico sea predecible y se puede entonces trabajar en función de ello, pero la tendencia bajista no se ha corregido todavía. Además, existe una gran conexión con la economía real, la economía productiva, industrial, de construcción, agrícola, que es la gran conexión que vemos con los mercados financieros y sabemos que tenemos una economía global afectada todavía por, en principio el evento COVID-19, dos años de afectación, toma de decisiones políticas económicas que no necesariamente han terminado en los mejores términos y la invasión Rusia-Ucrania. Dicho esto es evidente el hecho de que las personas, gobiernos, empresas, siguen tomando sus consideraciones en términos de inversión y resguardo sobre todo a nivel de distorsión que está generando el evento de Belikow allá en Europa con el tema de la energía. 

Seguramente para finales de este año, los meses que vienen, podamos ver una recuperación producto del ciclo estacional de crecimiento en el consumo, sin embargo también estamos viendo un periodo de limpieza del mercado cripto, muchos proyectos que no tenían asidero, que no eran tan estables desde el punto de vista de su propuesta, bueno, están desapareciendo casas de intercambio también, solo se están quedando los más fuertes y los que realmente muestran algún tipo de usabilidad. Estamos en una etapa muy interesante de limpieza, espera, aguante, eso sí, el status que los criptoactivos han cobrado durante los últimos años, evidentemente no se va a perder por esta situación que estamos experimentado. 

JA: ¿Peligra la hegemonía del dólar con el Bitcoin? ¿O con qué cree usted que pudiera verdaderamente correr peligro el USD?

AO: El dólar corre peligro con la propia gestión de su economía, el hecho de que las tomas de decisión de la reserva federal y en términos de política económica general, debiliten el signo monetario, a nivel de su mercado interno y a nivel de su mercado global, es el principal peligro que tiene el dólar para perder su hegemonía, una hegemonía que se gana en la época de los cuarenta del siglo pasado… La aparición de otros medios de pago, otras monedas o divisas. Fíjate que desde el crecimiento del mercado monetario, el fondo monetario definió una canasta de monedas de reserva, y bueno ahí están las monedas de los países más poderosos, está el dólar, el euro, la libra esterlina, el yang japonés, el yuan que recientemente entró y lo cierto es que las monedas de los países al estar dependiendo de sus productos interno bruto es la fortaleza del producto interno bruto lo que va a hacer que tenga su estatus hegemónico. En la actualidad la gran mayoría de la economía de los países está siendo afectada a nivel de su PIB, entonces el principal peligro viene de la propia economía. Los criptoactivos y BTC son una tercera vía para que las personas pudiéramos decidir libremente en qué medios de pagos queremos transar. BTC simplemente representa una alternativa válida.

JA: ¿Qué opina del nivel de adopción de criptomonedas en el país?

AO: Recientemente se publicaba en el informe del mes de junio  de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Comercio, colocaban un ranking de países sacados del sitio webdonde colocaban a Venezuela para el año 2021 en la tercera posición de los países que más operaciones hace y tiene adopción de BTC; 2020 segunda posición según Chainalysis; en el año 2021 posición número 7. Al final de cuenta Venezuela siempre está en el top ten  de los países, cualquiera que se la medición, de uso y adopción de cripto y es que precisamente la hiperinflación que vivimos y que sigue siendo muy peligrosa, la que ha generado en el venezolano que por sus propias vías haya tenido que orientarse a medios alternativos de pagos

Actualmente se observa mucho el uso de criptomonedas, generalmente criptoactivos estables para el pago de servicios, bienes finales, servicios personales o profesionales, cada vez más personas trabajando con billeteras de terceros confiables como puede ser binance o una plataforma que acepte criptos, es decir, una suerte de secreto a voces que ha ido corriendo como la pólvora y donde el venezolano se adaptó sin prestarle mucho problema, el utilizar algo distinto a un dólar, un bolívar o euro. Tanto y cuando sea aceptado como el dinero que representa te permita consumir bienes y servicios, entonces ese nivel de adopción, que siempre estamos en el top ten, pero en el que no tenemos unas estadísticas claras  en Venezuela por lo complicado  que se hace por parte de las empresas que hacen vida en el país,  hacen operaciones cripto que por más que tú les consultes, les mandes correos, porque yo lo he hecho como investigador, te dicen que esa data no está disponible o la poca información que hay hace que sea difícil de cotejar porque eso es solo una pequeña muestra de operaciones que ocurren y siempre va ser poco lo que vas a poder ver. Ese índice de adopción va creciendo indiferente también a la brecha generacional, quizás no tanto como lo hacen ver, pero sí tiene cierta velocidad. 

JA: Y acerca del uso del dólar, ¿Es ya irreversible en nuestra economía? ¿Alguna estimación de en cuánto cerrará la tasa de cambio USD/BS para este año?

AO: Desde el año 2019, que el Ejecutivo nacional, informalmente, permitió un mayor uso de divisas en el mercado interno por la propia situación apremiante que había de pérdida de valor de la moneda. Nosotros mismos en sociedad por vía del consenso ya habíamos visto personas trabajando con divisas directamente, bien sea utilizándolo como forma de pago, fijando precios, empleadores comenzando a dar bonificaciones a los trabajadores en moneda extranjera, moneda dura, entes del Estado solicitando pagos de impuestos, tasas y contribuciones en moneda extranjera, incluso en algunos espacios que te puedan llegar a decir que no. Lo cierto es que la dolarización y más que dolarización, una economía multimoneda que llegó para quedarse y porque te digo multimoneda, porque si tú te vas a los estados occidentales te vas a Zulia, Táchira, Mérida, Trujillo, sobre todo en Táchira, vas a ver el uso más frecuente del peso colombiano. Ok por un tema de cercanía con fronteras y entonces no solamente es la dolarización, es el uso de divisas, cualquier moneda distinta al Bolívar. Tú te vas a los estados del sur de Venezuela y es muy común y todavía sigue ocurriendo el uso del oro directamente en nuestros estados mineros. El uso de Real brasilero, el uso de las criptomonedas estables que mucha gente está al día con eso no y te dicen “¿cómo me va a pagar? Te voy a pagar en cripto. “ah, ¿me vas a pagar en USDT?, ¿por cuál, por la billetera de Binance?”, Cómo no aquí la tengo, pásame el QR para hacer la operación. Es decir, es algo que se ha normalizado, revertir algo como eso es difícil. El venezolano confía más en una moneda distinta al Bolívar porque no se está haciendo política económica para darle valor nuevamente al signo monetario, entonces es difícil que eso se vaya a revertir. 

JA: Pero, a su juicio ¿Se están implementando políticas monetarias para proteger al Bolívar?

AO: La política que hasta ahora ha aplicado el gobierno nacional en términos cambiarios tiene que ver más con intervenciones cambiarias, venta de divisas a través de El sistema financiero, el sistema financiero requiere de 100 millones de dólares, el Estado venezolano pone 100 millones de dólares del Banco Central de Venezuela un poco para acallar la demanda de dólares internamente, esta es una estrategia que se ha estado aplicando desde el año 2021, por allí el mes de agosto se cumple un año de estarse haciendo, haciendo una política muy costosa, pero de agosto del año pasado a enero de este año ha generado resultados, ¿resultados cómo cuál? Bueno, salimos de la hiperinflación porque la inflación venezolana tiene un alto componente de tipo de cambio. Y, lo importante es que está detrás de esto es que si durante un tiempo fue efectiva, en los actuales momentos ha dejado de ser eficiente porque estuvimos en un el sistema del límite inferior y superior del tipo de cambio de 4 a 5 bolívares durante una buena cantidad de tiempo que le dio a las personas de la sensación de estabilidad durante muchos meses y de allí la inflación comenzó a bajar, a bajar, a bajar, sin embargo ahorita en la política como tal se ha ido agotando y como se ha ido agotando y no necesariamente ha solventado el problema estructural, estamos viendo cómo con el paso del tiempo ha comenzado a cobrar un precio mayor, el tema del tipo de cambio de la moneda se está depreciando otra vez y en esa depreciación de la moneda con el paso del tiempo es lo que estamos viendo es que simple y llanamente, bueno, pues el dólar ha comenzado a crecer. 

Faltan cuatro meses y medio, más o menos, para terminar el año, y es mucho lo que puede ocurrir si seguimos con la misma dirección. En términos de política económica, ¿qué significa eso? que podemos tener un dólar que cierre sobre los 9, 10, o 11 bolívares al final del ejercicio, lo que quiere decir que efectivamente, sería un 100% de incremento si llegamos a 10 Bs/USD, del límite superior que teníamos hasta hace unos meses atrás de 5 bolívares. Y mira es bastante complejo porque eso va a encarecer todo otra vez y otra vez. Si no se hace lo que hay que hacer a nivel de política cambiaría, pero sobre todo política comercial, de activar el aparato productivo, es muy difícil que esa tendencia que tiene el dólar ahorita se logre revertir.

JA: Conocemos que el nivel de adopción de criptomonedas en el país es alto, y que también Venezuela es uno de los más bancarizados de Latinoamérica, siendo así también que la banca del país ha entrado en una amplia etapa de digitalización. ¿Ve usted ahora en este tiempo, a la banca venezolana en posición de poder juntar estas dos alternativas?

AO: El camino de la banca general a nivel global es una hibridación, en pocos años estaremos viendo bancos tradicionales que te ofrecerán tu saldo en moneda de curso legal, ven un fideicomiso, vean inversiones, divisas y vean cripto. Eso es algo que no va a pasar muchos años para que lo podemos ver y lo cierto es que en Venezuela cuando  comparamos con el resto de América Latina y el Caribe, vemos una gran velocidad desde el punto de vista de la digitalización de los medios de pago, no solamente por el advenimiento de P2P, pago móvil o las operaciones interbancarias instantáneas que ya tenemos en Venezuela para algunos bancos,  sino que prontamente va a ocurrir en Venezuela que es un país muy abierto al uso de cripto y que tiene más de 25 instrumentos legales orientados  al uso y reglamentación del uso de los criptoactivos en el mercado nacional, pueda llegar a pasar. Va a ocurrir en algún punto. Es la gran tendencia que estamos viendo, que en algún punto los bancos tradicionales se van a hibridizar y veremos en los neobancos estas alternativas juntas.

JA: ¿Qué opina de la llegada de cajeros de criptomonedas a Venezuela?

AO: Eso es algo que no es nuevo, antes de la pandemia, incluso, ya de la mano de la Casa de Intercamnbio de nombre Veinte y la gente de CriptoBuyer llegaron los primeros ATM cripto, tanto de una vía como de dos vías, ahora tenemos la iniciativa de la gente de Bitbase que ellos vienen de España con su representante en Venezuela, Kike de los Reyes, que su concepto es diferente, su concepto es ofrecer un espacio físico una tienda, que incluya no solo artículos y cosas alusivas al criptoactivo y de información, que sea un café, sino que tenga un cajero automático instalado dentro o la opción de que en tu tienda o negocio te coloquen un cajero automático. Lo interesante de esto es que el gobierno está dando un permiso para que eso pase, es una decisión muy abierta  al uso de criptomonedas. 

El tema de los cajeros automáticos son los costos por servicio, habría que ver si tiene un costo competitivo comprar en un cajero en las Mercedes- Caracas, o en un Centro comercial, a de repente hacer una operación con el P2P de Binance o cualquier plataforma que esté disponible para la adquisición de cripto. Son pasos que se están dando hacia una mayor adopción y uso de criptomonedas en Venezuela.

JA: ¿Qué nos puede decir acerca del IGTF? ¿Cree que ha tenido algún efecto considerable en el manejo de criptomonedas y dólares por parte de los venezolanos?

AO: El presidente de Conindustria y la presidenta de Consecomercio hace unas semanas atrás hacía unas declaraciones sobre el tema del ISR de transacciones financieras y decían que entre un 15-18% lograban encarecer esa alícuota del 3%, el precio final desde el punto de vista de la cadena completa de producciones, de todos los eslabones de la cadena. Lejos de una manera de gravar un criptoactivo distinto al Petro, está encareciendo los precios. Un impuesto tiende a tener ese efecto cuando se traslada vía al precio del consumidor, entonces si el objetivo era desestimular el uso de cripto o el uso de divisas, no se ha logrado. Si tú estás en cualquier ubicación de Caracas o Venezuela, vas en el metro o en el transporte público, ves que la mayoría de las personas pagan con divisas. Los bancos cuando hacen su entrega por remesas de dinero a sus agencias, han incrementado la cantidad de piezas de billete, pero al final de cuentas tú ves que el venezolano usa divisas y si va a hacer operaciones en bolívares las hace digitalmente utilizando el P2P. Entonces el efecto de las grandes transacciones como tal, no ha tenido el efecto que se proyectaba que era darle valor al bolívar. 

Tú no le puedes dar valor a algo que te está solventando el problema como algo malo, tú tienes que darle valor a algo, haciendo que ese algo cobre sentido, que es lo que no necesariamente ha pasado  con esto del impuesto. En definitiva tenemos una gran distorsión,  porque se aplicó por la vía legal, una herramienta fiscal para tratar de generar una “revitalización” del bolívar, luego una reconversión y eso no ha pasado porque evidentemente el PIB venezolano no se está recuperando tal cual como se estaba esperando, la recuperación no viene por las áreas productivas y económicas que deberían ser sino básicamente  por la industria tradicional de toda la vida de petróleo, un leve repunte, gastos públicos , transferencia, es decir, desde el punto de vista productivo y comercial no se está haciendo lo que se tiene que hacer, entonces la toma de decisión del impuesto no ha generado un mayor efecto.

JA: ¿Considera que el venezolano debería usar las criptomonedas como elemento ahorrativo o solo para procesar métodos de pago?

AO: Eso depende de cada quien, cada quien le da valor al criptoactivo de la manera que lo considera. Depende de tu necesidad también. Fíjate el efecto que ha tenido el caso del Petro, un criptoactivo gubernamental centralizado, que no necesariamente ha tenido mucha aplicación más allá de sus obligantes en algunos espacios, ahí tienes un ejemplo de cuando de alguna manera se pretende imponer algo ¿qué representa innovación y muchas otras cosas? pero bueno, en definitiva el venezolano es el usuario final quién te dice cómo lo usa. Somos nosotros los que decidimos que queremos hacer con las criptomonedas, 

JA: ¿Qué papel cree que puedan desempeñar las criptomonedas y la tecnología blockchain en el metaverso?

AO: Bueno el metaverso de la web 3, metaverso como una experiencia inmersiva de los usuarios en un entorno virtual, de interacción relacional con personas, con empresas, con gobierno es algo muy llamativo que todavía no se le termina de ver, para algunas personas, como modelo de negocio, su sentido, u orientación. Sin embargo, las cadenas de bloques, como protocolos como tecnología y los criptoactivos, pienso que naturalmente van a tener o tienen ya su espacio dentro del metaverso porque es su mercado natural, en el sentido de que uno garantiza seguridad y privacidad en el envío de datos dependiendo de los protocolos con que se hayan construido, o bien sea un medio de pago, o bien sea una vía para firmar digitalmente un activo o una combinación de los dos. 

Lo interesante es que todavía falta por ver qué usos pueden tener, si apenas estamos viendo la punta del iceberg detrás de todo lo que representan los criptoactivos y la blockchain en el metaverso. Más bien aquí tendríamos que orientarnos al hecho de pensar cuáles son las necesidades que dentro de un espacio digital, como el metaverso, pueden crearse a partir de una cadena de bloques y de criptomonedas. 

JA: ¿Qué piensa de las CBDC?

AO: La CBDC o Central Bank Digital Currency son la salida natural por parte de los bancos centrales del mundo para hacer la contra, para hacerle efecto contrario al amplio uso de criptomonedas, de hecho, la existencia de las CBDC es reconocimiento de que el mundo de los criptoactivos, de vehículos digitales de pago no regulados por Banco Central alguno, tienen sentido y están cumpliendo un objetivo, eso es importante reconocerlo. Si la CBDC no existieran en la en la mente de los reguladores, no habría ningún tipo de problema o peligro ante las criptomonedas porque lo seguirían llamando como algo tonto, algo que es marginal, que está ahí, que es adicional, pero el hecho de su existencia y que se hable de datos digitales distintos al dinero del balance del Banco Central o que te digan que pueden ser unos CBDC sintéticos, es decir que pueden tener subyacente en moneda de curso legal del país o en algún commodity, bueno, te hace ver que los bancos centrales se montaron rápidamente sobre el carril del desarrollo de tecnología para visionar su propia versión de una criptomoneda. 

Ya hay más de 105 bancos centrales del mundo trabajando en sus propias versiones de criptomonedas. ¿No? Y lo interesante de esto es que cuando viene de un ente de supervisión control y el responsable de la política monetaria de un país, mira ya no es broma, ya no juego, ya no es algo que de repente a 3 muchachos en Silicon Valley hicieron tomándose un café, trabajando con una computadora y programando, no, esto es algo que te dice “mira, los criptoactivos son serios, la blockchain es importante, los criptoactivos estables son importantes” y por eso los bancos centrales están en la carrera de poder crear su propia versión. Eso sí, son todo lo contrario a la idea original y de libertad de principios de cripto-anarquismo, de alguna manera esto es algo que hay que prestarle atención y lo más probable es que los bancos centrales de algunos países con el paso del tiempo bueno, lo quieren imponer y lo van a lograr. Ellos hablan estos documentos técnicos, sobre todo el Banco Internacional de Pagos del Banco de Basilea ha hablado de la complementariedad y la cocirculación de dinero de curso legal, junto con estos datos digitales, ellos están conscientes de la existencia de los criptoactivos y la importancia que han logrado cubrir en los últimos años y bueno, de alguna manera, el hecho de colocar esto en su agenda como algo importante te habla de que es la respuesta natural ante el temor que genera el crecimiento en el uso y adopción y comprensión por parte de las personas de los criptoactivos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar: