https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMTEvZTVjNjUwYTUtZTQzZi00OGI1LTg2MGItYmJjMzkyOWNmODExLmpwZw==.jpg
image

El actual mercado bajista de las criptomonedas ha demostrado ser un mercado de constructores, ya que las inversiones siguen encontrando proyectos prometedores.

Onomy, un ecosistema basado en la cadena de bloques Cosmos, acaba de conseguir millones de inversores para el desarrollo de su nuevo protocolo. El proyecto fusiona las finanzas descentralizadas (DeFi) y el mercado de divisas para llevar este último on-chain.

Según los desarrolladores, la última ronda de financiación obtuvo USD 10 millones de grandes actores del sector como Bitfinex, Ava Labs, la Maker Foundation y CMS Holdings, entre otros.

Lalo Bazzi, cofundador de Onomy, dijo que el objetivo subyacente de construir una organización autónoma descentralizada con una infraestructura pública debe servir al “principio básico de las criptomonedas” —la autocustodia— sin sacrificar la experiencia del usuario”.

Tanto DeFi como la autocustodia han sido temas candentes en la comunidad de criptomonedas debido al escándalo de la quiebra de liquidez de FTX. Algunos expertos han dicho que una de las principales lecciones que hay que extraer de la situación es el valor de las plataformas DeFi en comparación con los guardianes centralizados.

Las previsiones para el futuro próximo del sector han mostrado una mezcla de otro año difícil, pero que sigue manteniendo el interés de los inversores.

Según una encuesta patrocinada por Coinbase que se realizó entre el 21 de septiembre y el 27 de octubre, los inversores institucionales siguen interesados en este espacio. Reveló que el 62% de los inversores institucionales encuestados con inversiones en criptomonedas aumentaron sus posiciones en el último año.

El 9 de noviembre, apenas unos días después del escándalo de FTX, Cathie Wood, de ARK Investment, añadió USD 12.1 millones adicionales a las acciones existentes de la empresa en Coinbase. Además, los bancos siguen mostrando interés en el sector, con JP Morgan utilizando DeFi para las transacciones transfronterizas y BNY Mellon lanzando su propia plataforma de custodia de activos digitales.

Aun así, algunos estudios predicen que continuarán las duras condiciones para la industria del blockchain, que tienen el potencial de durar hasta el próximo año.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.