https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvMWM4ZDhkNjEtMmRmZi00NzdkLWEyZTUtNmU0Yzc5YWY1YWI3LmpwZw==.jpg
image

El diseñador chino de chips de minería Nano Labs ha solicitado una oferta pública inicial (IPO) en Estados Unidos para recaudar USD 50 millones en Nasdaq, en medio de unas condiciones de mercado poco favorables.

Según la información obtenida por la herramienta de seguimiento de IPO de Renaissance Capital, el fabricante de chips de minería de criptomonedas con sede en Huangzhou ha presentado ante el regulador estadounidense Comisión de Bolsa y Valores (SEC) su próxima oferta pública en el Nasdaq, la segunda bolsa de valores más grande del mundo.

La solicitud de acciones depositarias estadounidenses se produce en medio de una serie de dificultades regulatorias en China y Estados Unidos, lo que ha provocado una escasez de recaudación de fondos en el extranjero por parte de los emisores chinos. En 2022 solo se produjeron dos IPO en Nueva York, que recaudaron USD 49.5 millones, frente a las 28 IPO que recaudaron USD 5,800 millones el año pasado.

Nano Labs, sin embargo, sigue adelante con su oferta en Nasdaq a pesar de que aún no ha producido un producto viable. La empresa planea transformarse en un negocio de metaverso, proporcionando potencia informática para juegos y entretenimiento.

Un metaverso es un nuevo entorno en línea que se está desarrollando en la blockchain. Los usuarios pueden crear avatares y poseer propiedades digitales en estos reinos virtuales, a veces denominados “Internet de nueva generación” o aplicaciones Web3.

Los dos principales accionistas de Nano Labs son los cofundadores Kong y Sun Qifeng, con un 32.8% y un 22.3% de participación, respectivamente. Kong fue anteriormente el copresidente y un director en su rival Canaan, que es el primer fabricante de plataformas de minería de criptomonedas que se cotizó en Estados Unidos en noviembre de 2019. En agosto de 2020, abandonó Canaan en medio de una lucha de poder corporativo, según informes de China entonces.

Los productos de Nano Labs se utilizan para minar criptomonedas como Bitcoin (BTC), Ether (ETH) y Filecoin (FIL). En 2020, los ingresos de la empresa procedían únicamente de clientes con sede en China. Para ampliar las ventas en el extranjero, el año pasado estableció una filial en Singapur.

Después de que Pekín tomara medidas enérgicas contra las actividades de criptomonedas en mayo de 2021, China, que anteriormente era el mayor lugar del mundo para la minería de criptomonedas, ha sido testigo de cómo algunas actividades han pasado a la clandestinidad. En julio del año pasado, la tasa de hash llegó brevemente a cero, una métrica de la potencia de cálculo de la red para validar las transacciones y crear nuevos activos digitales.

Incluso si la salida a bolsa es un éxito, Nano Labs corre el peligro de ser excluida de la lista. Si un regulador de auditoría estadounidense no examina las cuentas chinas durante tres años, las empresas de China continental podrían ser excluidas de la lista de los mercados estadounidenses en 2023. Nano Labs afirmó que se enfrentaría a este problema como resultado del trabajo de auditoría realizado por las oficinas de su empresa de contabilidad en China.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.