https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvMmI5ZTc0YzUtODgxMy00NmYxLWI5MWEtNjY1MjM4YTkxOTQ1LmpwZw==.jpg
image

Tras meses de incertidumbre, Tribe DAO ha aprobado una votación para reembolsar a los usuarios afectados por el exploit de USD 80 millones en los pools de liquidez de la plataforma de finanzas descentralizadas (DeFi) Rari Capital.

Tras varias rondas de votaciones y propuestas de gobierno, Tribe DAO, formada por Midas Capital, Rari Capital, Fei Protocol y Volt Protocol, tomó la decisión de votar el domingo con la intención de reembolsar íntegramente a las víctimas del hackeo.

Los datos de la plataforma de votación on-chain Tally muestran que el 99% de los que votaron estuvieron a favor y la propuesta se ejecutó el martes.

Según la descripción que aparece debajo de los datos de la votación, a los usuarios individuales se les devolverá el dinero en Fei USD (FEI), mientras que a los DAO se les pagará en Dai (DAI). Los usuarios también tendrían que firmar un mensaje de descarga de responsabilidad.

El fundador de Fei, Joey Santoro, dijo en Twitter que el pago se realizaría 24 horas después de la aprobación de la votación. 

El importe total del pago es de 12.68 millones de FEI, que cotizan a USD 0.97 en el momento de escribir este artículo, y 26.61 millones de DAI, que cotizan a 1 dólar, según datos de CoinGecko.  

La votación ha sido una de las últimas decisiones de gobierno de Tribe DAO, que ha anunciado sus planes de liquidación.

En su propuesta del 20 de agosto, explicaron que el “entorno macro desafiante” y “los desafíos específicos como el hackeo de Fuse de Rari Capital” fueron factores que influyeron en la decisión.

“En esta etapa, una opción responsable que DAO debe considerar es dejar el protocolo en un estado que defienda la paridad de FEI sin la necesidad de gobernar”.

Todo el proceso de reembolso a las víctimas del hackeo ha estado en marcha, y se han hecho varias rondas de votación a través de encuestas de Snapshot y on-chain. Sin embargo, ninguna terminó en una resolución para los usuarios afectados.

En un post de Twitter del 20 de septiembre, Joey Santoro explicó los retos a los que se enfrentaron para llegar a una solución, y espera que otras DAO puedan aprender del incidente.

Dijo: “la mayor lección aquí es que las DAO no deberían tener que tomar decisiones como esta después del hecho. Una política explícita por adelantado, idealmente con aplicación on-chain, le habría ahorrado a la DAO la necesidad de aventurarse en un territorio de gobernanza inexplorado.”

Tras el hackeo, se ofreció una recompensa de USD 10 millones a los hackers, pero nunca se reveló si respondieron.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.