https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvYmIyMTY5Y2QtZGU1Mi00M2IyLWI2NzctMmE0N2I1ZGI3MjNiLmpwZw==.jpg

Se suponía que las stablecoins eran el tío aburrido del mundo de las criptomonedas: seguras, sensatas y aburridas. Probablemente no son lo que Satoshi Nakamoto tenía en mente, pero se supone que son un refugio tranquilizador de calma y utilidad lejos de la turbulencia de las criptomonedas puras.

Con valores vinculados a las monedas fiat, las stablecoins pretendían ser útiles y no ofrecer esquemas para hacerse rico. Desempeñan un papel importante en el ecosistema de las criptomonedas al proporcionar un lugar más seguro para almacenar el capital sin tener que retirarlo por completo, y permitir que los activos se denominen en monedas fiat en lugar de tokens volátiles.

Sin embargo, los acontecimientos de mayo demostraron que la estabilidad de las criptomonedas sigue siendo difícil de alcanzar. Ante la lentitud de los gobiernos para reaccionar, el token LUNA de Terra —que desde entonces ha sido rebautizado como Luna Classic (LUNC)— cayó hasta casi cero en su valor, arrasando con 60,000 millones de dólares en el camino. La conclusión obvia sería que el experimento de las stablecoins ha fracasado. Pero creo que la caída de Terra a la Tierra es la precursora de una nueva era en la que las stablecoins se convertirán en componentes establecidos, aceptados y beneficiosos del sistema económico mundial. Y la regulación que solo ahora está entrando en vigor ya parece haber pasado su fecha de caducidad.

image

No todas las stablecoins se han construido de la misma manera

Aunque parezca improbable en este momento, el fracaso de algunas stablecoins no descarta todo el concepto. Otras stablecoins se han construido sobre una base sólida y están funcionando como se esperaba.

Lo que está ocurriendo es una limpieza de las stablecoins algorítmicas. Se trata de monedas que nunca fueron adecuadas para su propósito porque se construyeron sobre bases inseguras. Siempre hubo críticos: Algunos calificaron a Terra de esquema Ponzi y argumentaron que esta, y otras algorítmicas, solo mantendrían su valor si más gente las compraba.

Las stablecoins algorítmicas no están reguladas y no están respaldadas por cantidades equivalentes de la moneda fiat subyacente, ni por nada. En su lugar, implementan contratos inteligentes para crear o destruir la oferta disponible de tokens para ajustar el precio. Es un sistema que funcionó, respaldado por un mecanismo de pago de intereses artificialmente alto llamado Anchor, mientras suficiente gente creyó en él. Una vez que esa confianza comenzó a evaporarse a principios de mayo, las compuertas se abrieron en una clásica corrida bancaria del viejo mundo.

Pero hay otras clases de stablecoin que están respaldadas por activos, incluidas las monedas fiat. Tether (USDT), la mayor stablecoin del mundo por capitalización de mercado, ha publicado su registro de activos para demostrar que su token está totalmente respaldado por activos mantenidos en una reserva. El valor de Tether frente al dólar se ha mantenido constante, incluso a través de la actual agitación, con solo un golpe relativamente menor el 12 de mayo, cuando bajó su valor a 0.97 dólares.

image

El CEO de Circle, Jeremy Allaire, escribió en su cuenta de Twitter que USD Coin (USDC), la segunda mayor stablecoin por valor, está totalmente respaldada por diferentes activos.

2/ La reserva de USDC se mantiene en su totalidad en efectivo y en obligaciones del gobierno de Estados Unidos a corto plazo, que consisten en bonos del Tesoro de Estados Unidos con vencimientos de 3 meses o menos

USDC ha funcionado incluso mejor que Tether en su tarea principal: el seguimiento del dólar estadounidense.

Los reguladores tardaron en reaccionar…

Los reguladores estaban intensificando su atención a las stablecoins antes del colapso de Terra, aunque quizás un poco tarde, dado lo que ha sucedido. En Estados Unidos, el presidente Joe Biden firmó el 9 de marzo su Orden Ejecutiva para Garantizar el Desarrollo Responsable de los Activos Digitales, ante un inesperado coro de aprobación de la industria de las criptomonedas en general.

image

A principios de abril, el Reino Unido anunció sus intenciones de regular unas stablecoins aún no especificadas. El mismo mes, un miembro destacado del Comité Bancario del Senado de Estados Unidos, el senador Patrick Toomey, presentó la “Ley de Transparencia de Reservas y Transacciones Seguras Uniformes de Stablecoin de 2022”, apodada Ley Stablecoin TRUST para abreviar, que aborda las criptomonedas cuyos precios están vinculados al dólar estadounidense u otros activos.

Irónicamente, en una entrevista con el Financial Times publicada el 6 de mayo, cuando Terra comenzaba su descenso hacia el valor cero, el senador Toomey pidió a los reguladores que hicieran más para regular las stablecoins “antes de que ocurra algo malo”. Sin embargo, ni siquiera él parece haber predicho lo rápido que se iban a desarrollar las cosas:

“Él se opuso a algunas de las medidas más estrictas promovidas por los demócratas, que creen que las stablecoins valen ahora tanto dinero que sus operadores deberían ser regulados como los bancos”.

Desde entonces, las cosas han empezado a moverse más rápidamente. Una vez iniciada la ruta de Terra, desde el 5 de mayo aproximadamente, los reguladores aumentaron rápidamente su nivel de vigilancia. En un informe publicado el 9 de mayo, la Reserva Federal de EE.UU. dijo que las stablecoins eran “vulnerables a las corridas” y carecían de transparencia sobre sus activos. Y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, comentó recientemente la necesidad urgente de contar con barreras de protección, diciendo que sería “muy apropiado” que los legisladores promulgaran una legislación este mismo año.

Por otra parte, en junio, Japón se convirtió en uno de los primeros países —y con diferencia la mayor economía— en regular una forma de dinero digital no fiat cuando su parlamento aprobó la regulación de las stablecoins vinculadas al yen. Esto no estaba relacionado con el colapso de Terra, sino que se basaba en un régimen propuesto por primera vez por la Agencia de Servicios Financieros de Japón en marzo de 2021. La nueva ley garantiza el reembolso del valor nominal, restringe la creación de stablecoins a las instituciones reguladas y exige medidas más estrictas contra el blanqueo de capitales.

…y no se dan por aludidos

A pesar de estas advertencias y de las nuevas medidas políticas, lo que parece faltar es una clara distinción entre las stablecoins algorítmicas y las respaldadas por activos. En mi opinión, las stablecoins fiat respaldadas por activos deben ser reguladas por los gobiernos y tener normas de adecuación de capital y restricciones sobre lo que se puede hacer con las reservas.

Las stablecoins algorítmicas (algo stablecoins o simplemente “algos”), si sobreviven como clase, deberían venir acompañadas de amplias advertencias sanitarias sobre los riesgos que quedan a cargo de los consumidores. Las algos son la última de una larga serie de innovaciones; la siguiente no tardará en llegar, y los reguladores tampoco estarán preparados para ella. La realidad es que la gente tiene que cuidar sus propios activos y su patrimonio. Cualquier entorno totalmente descentralizado requiere siempre que la gente proteja sus propios activos de cerca y con vigilancia.

Y agravando la sensación de que la realidad está superando la capacidad de los reguladores para seguir el ritmo, la existencia de monedas totalmente respaldadas, como USDC, parece eliminar cualquier necesidad de que el gobierno de Estados Unidos desarrolle su propia moneda digital del banco central, o lo que algunos llaman el “dólar digital”.

Lo más oscuro antes del amanecer

Al momento de escribir este artículo, solo han pasado unas semanas desde el colapso de Terra. Como resultado, las stablecoins están bajo una nube, y el impacto a largo plazo en el ecosistema más amplio de tokens de blockchain, que permanecen bajo presión desde que los precios alcanzaron su punto máximo en septiembre de 2021, aún no está claro.

Muchos comentaristas se están deleitando en esta etapa oscura de las criptomonedas, avivando el escepticismo latente que mucha gente siente sobre todo el proyecto de las criptomonedas desencadenado por Satoshi Nakamoto.

En mi opinión, en lo que respecta a las stablecoins, es un caso de “lo más oscuro antes del amanecer”. La mayoría de la gente no entendió —y sigue sin entender— que todas las stablecoins no se construyeron iguales. Las stablecoins algorítmicas, como es obvio ahora, eran un desastre a punto de ocurrir. Las stablecoins totalmente respaldadas —idealmente dentro del entorno regulatorio que se está planificando o adoptando en EE.UU., Reino Unido y Japón, entre otros— son una opción perfectamente sensata con importantes funciones que desempeñar en las economías híbridas cripto-fiat del futuro. Ha llegado su momento.

Este artículo no contiene consejos o recomendaciones de inversión. Todas las inversiones y trading implican un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son sólo del autor y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Uldis Tēraudkalns es el CEO de NexPay, una startup fintech lituana que proporciona infraestructura bancaria para la industria de los activos digitales. Uldis tiene más de una década de experiencia trabajando en finanzas y gestionando inversiones de riesgo, y ha formado parte de los consejos de administración de diferentes empresas. Uldis tiene un máster en finanzas por la Escuela de Economía de Estocolmo y es copresentador de The Pursuit of Scrappiness, un podcast de negocios y startups líder en los países bálticos.

Sigue leyendo: