image

El mercado sube. El mercado baja. En cuestión de días, los inversores recuperan la fe. En cuestión de días, los inversores pierden la fe. Bien sabíamos que tendríamos un primer semestre del año bastante volátil. Bueno, así luce la volatilidad. De pronto, tenemos días buenos de la nada. De pronto, tenemos días malos por cualquier cosa. Todo es producto del nerviosismo causado por la incertidumbre. En este caso, la situación macroeconómica es una fuente constante de preocupaciones. Y la situación en Ucrania ahora se suma a nuestros dolores de cabeza. 

¿Por qué el mercado es tan cambiante? Optimismo un día. Pesimismo el otro. Bueno, nueva información llega en todo momento y se va digiriendo sobre la marcha. El mundo está descubriendo que nuestro sistema de producción y distribución es mucho más frágil de lo que pensábamos. He ahí el gran detalle con la globalización. Sin lugar a dudas, he tenido un rol muy importante a la hora de bajar los precios. Pero ha concentrado la producción en un par de lugares. Todo marcha bien mientras todo marche bien. No obstante, con el sistema actual, un retraso en un puerto puede comprometer el suministro mundial. Se trata de un sistema sumamente vulnerable.

La persistencia de la inflación (EEUU) se relaciona estrechamente con estas fallas en las cadenas de producción y distribución. La escasez de microchips es el ejemplo más emblemático. Los retrasos en la producción de microchips han frenado la producción de automóviles. Entonces, los consumidores han recurrido al mercado de automóviles de segunda mano, disparando los precios en el proceso. Este rubro en particular es uno de los principales responsables de la inflación. Bueno, la Reserva Federal asumió que estos estancamientos en las cadenas de producción se solventarían rápidamente. O sea, un problema transitorio. Pero, me temo que asumió mal, porque estas fallas han demostrado ser más persistentes de lo previsto.  

La producción de petróleo está muy renuente a volver a sus niveles pre-pandemia. Y la situación en Ucrania no ayuda para nada. La Reserva Federal no tiene más opción que subir las tasas de interés y frenar sus compras. De este modo, buscará enfriar una economía bastante sobrecalentada. Pero esto debe hacerse sin causar una recesión. Lo que ha causado un gran revuelo en los mercados financieros. Obvio que todo está por las nubes (precio de los activos). Las ventas simplemente no justifican semejantes valoraciones. Muchas de las correcciones que estamos experimentando en el sector Tech son necesarias. Durante el boom, muchos minoristas invirtieron a lo loco. Ahora nos vemos en la obligación de redescubrir los precios bajo esta nueva realidad monetaria. Lo dicho obviamente aplica para Bitcoin y las criptomonedas.

Ahora bien, hablemos, con ojo crítico, de las criptonoticias más populares de esta semana.

Los mineros de Bitcoin están vendiendo BTC y activan la señal de alarma para el mercado

Nunca ha sido fácil para los mineros. Se trata de un negocio con muchas variables. Existe la presión constante de siempre reinvertir las ganancias para poder mantenerse a flote. Este es un sector que favorece a lo grande. En otras palabras, los mineros más pequeños no tienen la ventaja. Lo cierto es que en estos momentos se ha vuelto mucho más difícil hacer un análisis del precio de Bitcoin basándose en el comportamiento de los mineros. Debemos recordar que los grandes mineros están mejor financiados. Y ahora tenemos contratos a futuro. Entonces, señales de este tipo pueden tener más de una lectura.

Una empresa de análisis señala las 3 principales criptomonedas para comprar que podrían subir en 2022

Bitcoin, en la medida que crece en capitalización, se ha vuelto más estable. Me refiero, por supuesto, a una estabilidad relativa. Su volatilidad sigue siendo significativa. Sin embargo, es menos volátil que antes. En muchos sentidos, es una inversión más segura. Pero, del mismo modo, también debemos reconocer que ha perdido mucho de su atractivo inicial. Es decir, su nueva estabilidad reduce su rendimiento. En otras palabras, Bitcoin ya no es el mismo activo de hace 10 años. Y los minoristas han reconocido esto.

Para bien o para mal, Bitcoin no está solo. Claro que no es el único proyecto en existencia. Debemos recordar que Bitcoin, por mucho que se idolatre, es simplemente un código en una red de computadoras. Y nadie puede impedir la creación de nuevos códigos. ¿Qué significa esto para el precio? En la práctica, significa que muchos venden Bitcoin para invertir en otros proyectos. Eso explica la popularidad de artículos de este tipo. Muchos están buscando la próxima gran cosa. Irónicamente, gracias a su éxito, Bitcoin se ha vuelto muy lento y pesado para el gusto de muchos. 

La recuperación del 30% del precio de bitcoin en dos semanas ha hecho que las ballenas entren de nuevo en modo de acumulación

Cualquiera se confunde con tantos datos. Primero, nos dice que los mineros están vendiendo. Y ahora nos dicen que las ballenas están comprando. Y eso sucede todo el tiempo. Distintos indicadores de distintas firmas hablando en distintos días. Para el lector promedio esto puede resultar bastante abrumador. Porque a la hora de buscar información todo esto aparece junto. El problema yace en el uso libertino de las frases “ballenas” y “mineros”. Uno podría caer en el error de pensar que se trata de grupos homogéneos actuando en perfecta armonía. “Las ballenas están acumulando”. “Los mineros están vendiendo”.

Obvio que se trata de un mercado mucho más complejo y diverso. Algunas ballenas están vendiendo. Otras están comprando. Y lo mismo pasa con los mineros. Lo mejor es nunca depender de una sola señal. Siempre es bueno confirmar una señal con otras señales, considerando el gran contexto. Se trata de un enorme mercado con muchos compradores y vendedores.

El gigante petrolero ConocoPhilips reduce las emisiones de gas mediante la minería de Bitcoin

Me complace mucho ver los esfuerzos que se han hecho para cambiar la percepción del público en torno a Bitcoin y el ambiente. Bien sabemos que la minería requiere energía. Pero “energía” no es necesariamente sinónimo de suciedad. De hecho, la minería es una gran oportunidad. Y podría tener su espacio en muchas iniciativas. He aquí un ejemplo.

Twitter permite a los usuarios dar y recibir propinas en Ethereum de forma nativa

Muchos creadores de contenido no están siendo remunerados acorde a sus aportes. Claro que no es justo. Unos pocos obtienen demasiado. Y muchos no obtienen nada. Con frecuencia, malgastamos nuestro dinero en tonterías. Pero no recompensamos a las personas que nos aportan contenido valioso. He aquí una solución. Las propinas en Twitter no son dádivas. En muchos casos, son justicia. 

 Este es un artículo de opinión y Cointelegraph no se adhiere necesariamente a lo expresado aquí por el autor

Te puede interesar: