image

En un tuit publicado la madrugada del viernes, Do Kwon, fundador de Terraform Labs, la entidad que desarrolla el ecosistema de monedas estables Terra Luna (LUNA) y Terra USD (UST), anunció la inyección de 450 millones de UST (450 millones de dólares) en las reservas del protocolo Anchor. La propuesta fue aprobada por votación de la Luna Fundation Guard el 10 de febrero. Anchor sirve como el protocolo de ahorro insignia del ecosistema Terra, ofreciendo a los usuarios hasta un 20% de interés anual en sus depósitos de UST, pagados por los prestatarios.

Las reservas del protocolo habían disminuido recientemente a un mínimo de USD 6.56 millones, ya que no había suficiente demanda de préstamos para mantenerse al día con la afluencia de prestamistas. Cuando ocurre tal desequilibrio, el protocolo debe aprovechar sus reservas para pagar a los prestamistas el rendimiento prometido. Desde principios de diciembre hasta finales de enero, los fondos de reserva de Anchor se redujeron en unos USD 35 millones.

Al momento de la publicación, esta brecha continúa ampliándose. En las últimas semanas, los fondos totales depositados han aumentado en aprox. USD 480 millones, mientras que los fondos prestados han aumentado en aprox. USD 180 millones. Sin embargo, debido a que Terra también hace staking de la garantía de los prestatarios para obtener rendimientos, además de los pagos de intereses, para compensar a los prestamistas, los dos números no tienen que ser iguales para alcanzar el equilibrio.

El desarrollador de Terra admitió que esos rendimientos no son sostenibles a corto plazo. Para resolver el problema a largo plazo, Terraform Labs planea incorporar el uso de derivados líquidos compuestos como garantía en Anchor V2. El staking líquido involucra a los usuarios “doble inmersión” con sus criptoactivos, es decir, hacer stake de sus criptomonedas en un pool y usar sus activos en stake para obtener rendimientos en un pool de proveedores de liquidez. Teóricamente, la garantía de los usuarios se aprecia con el tiempo a medida que toman prestados fondos, atrayendo a más prestatarios a ingresar al protocolo Anchor para restablecer el equilibrio.

Sigue leyendo: