La música es un negocio complicado. La industria tiene su cuota de controversias, desde los monopolios hasta el limitado potencial de ingresos de los nuevos artistas. Aunque la Web2 trajo muchos cambios positivos, la industria aún tiene un largo camino por recorrer. Por ello, hay proyectos que intentan utilizar la tecnología blockchain para ofrecer nuevas soluciones al antiguo mercado musical.

En los últimos diez años, la industria ha cambiado drásticamente debido al desarrollo de Internet y las redes sociales. Los artistas disponen de nuevos medios para compartir sus canciones, y los fans tienen muchas formas nuevas de relacionarse con sus músicos favoritos y apoyarlos.

Sin embargo, como ocurre con la mayoría de las cosas dentro de la esfera de la Web2, unos pocos elegidos son los dueños de los activos de la industria, y las grandes empresas se benefician más que los usuarios y los artistas. Aunque todavía están en sus primeras etapas, algunos proyectos de blockchain están intentando cambiar la industria desde dentro.

Llevar el pago justo a los músicos

Tune.FM, una plataforma impulsada por Hedera Hashgraph, afirma ser capaz de dar a los músicos el 90% de los ingresos por streaming de música, que es aproximadamente diez veces más que las ganancias por streaming en los servicios tradicionales. Los artistas pueden ganar tokens digitales cada vez que su música se transmite en la plataforma.

En un anuncio, Andrew Antar, cofundador de Tune.FM, señaló que muchos músicos independientes sufrieron tras la pandemia. “Como Spotify no les paga de forma justa, muchos estaban luchando por salir adelante. Nosotros somos el antídoto para los millones de creativos que no reciben una remuneración justa de los grandes servicios de streaming”, dijo Antar.

Permitir a los fans ser copropietarios de las canciones

El mercado musical Royal, respaldado por Andreessen Horowitz, sigue permitiendo a los fans compartir la propiedad de las canciones de sus artistas favoritos a través de tokens no fungibles (NFT). Después de lanzar NFT para el destacado rapero Nas, la plataforma lanzó recientemente tokens para el DJ y compositor estadounidense Diplo.

image
El rapero estadounidense Nas con su hija Destiny Jones. Fuente: fromthestage.net

En un blog que anunciaba el lanzamiento de Diplo, el cofundador de Royal, Justin Blau, escribió que el objetivo de la plataforma es “empoderar a los artistas para que mantengan el control sobre su trabajo” al mismo tiempo que proporciona combustible para sus carreras. Blau también cree que al ser copropietarios de la música, los fanáticos “establecen una conexión más profunda” y los ayudan a ser independientes en lo que respecta a la creatividad.

Potenciando la colaboración musical a través de NFT

Un proyecto llamado Squad of Knights permite a los propietarios de NFT formar escuadrones de seis personas, cada una de las cuales tiene asignada su propia función en el proceso de producción musical. A diferencia de trabajar con sellos discográficos tradicionales, la plataforma permite que los miembros de su comunidad posean el 100% de la música que producen.

image
El productor musical Illmind en su estudio. Fuente: native-instruments.com

El fundador y productor de discos galardonado, Ramón ‘Illmind’ Ibanga Jr., dijo: “Encontrar personas con las que trabajar es difícil. Encontrar a las personas adecuadas con las que trabajar es aún más difícil”. Señaló que el objetivo del proyecto es reunir a productores, ingenieros, artistas musicales y gerentes, tanto en el mundo real como en el metaverso.

Proporcionar audio descentralizado al metaverso

La plataforma de transmisión Audius, basada en Solana, proporciona una variedad de archivos de audio descentralizados al metaverso. La plataforma trabaja con metaversos como Portals Metaverse para brindar música a sus usuarios. Debido a su naturaleza descentralizada, Audius permite que cualquier persona extraiga contenido de la plataforma y lo use para crear sus propios proyectos.

En una entrevista de Cointelegraph, Roneil Rumburg, director ejecutivo y cofundador de Audius, dijo que la plataforma es un “repositorio descentralizado de contenido con derechos claramente definidos para que los desarrolladores externos puedan acceder al catálogo de la plataforma sin ningún problema”.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.