Las criptomonedas se están generalizando, y la generación más joven del mundo, en particular, está tomando nota. El exchange de criptomonedas Crypto.com predijo recientemente que los usuarios de criptomonedas en todo el mundo podrían alcanzar los mil millones a finales de 2022. Otros hallazgos muestran que los Millennials -aquellos que tienen entre 26 y 41 años- están recurriendo a la inversión en activos digitales para crear riqueza. Por ejemplo, un estudio realizado en 2021 por la empresa de préstamos personales Stilt descubrió que, según sus datos de usuarios, más del 94% de las personas que poseen criptomonedas tenían entre 18 y 40 años.

Mantener la seguridad de los niños

Si bien el aumento del interés por las criptomonedas es notable, algunos están planteando preocupaciones con respecto a las formas en que los menores de 18 años están interactuando con los activos digitales. Estos retos se han puesto de manifiesto en el reciente informe de UNICEF “Perspectivas para los niños en 2022”, que examina el impacto que las tendencias mundiales pueden tener en los niños, incluyendo las preocupaciones en torno a la adopción generalizada de la criptomoneda.

Melvin Breton Guerrero, especialista en políticas de la Oficina de Visión y Política Global de UNICEF, dijo a Cointelegraph que él escribió la sección del informe sobre las monedas digitales. Según Guerrero, esta parte del documento es muy relevante porque la industria de las criptomonedas aún está en desarrollo y, por lo tanto, requiere de salvaguardas para los niños:

“Tenemos que tomar medidas para prevenir el daño a los niños que podría producirse por parte de terceros que se dedican a la criptomoneda o por daños autoinfligidos. Por lo tanto, tenemos que preparar a los niños menores de 18 años para un futuro en el que las criptomonedas y las aplicaciones de blockchain van a formar parte de la vida cotidiana, al igual que Internet.”

Aunque no existen salvaguardas oficiales para los niños a la hora de acceder a las aplicaciones de cripto y blockchain, Guerrero explicó que uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la verificación de la edad. “Tenemos que asegurarnos de que los menores no se involucren erróneamente con las aplicaciones de blockchain o hagan un mal uso de las criptomonedas”, remarcó.

Dado el anonimato de las transacciones de criptomonedas, Guerrero es consciente de que cualquiera puede crear y acceder a una cartera de criptomonedas. Añadió que algunos exchanges de criptomonedas online no cuestionan la edad de sus usuarios. “Un niño puede realizar transacciones con varias carteras de criptomonedas y no se puede hacer nada”, dijo Guerrero.

Aunque técnicamente no hay restricciones de edad cuando se trata de criptomonedas, la mayoría de los principales exchanges de criptomonedas tienen requisitos de Conozca a su Cliente (KYC, por sus siglas en inglés) para garantizar que los usuarios tengan 18 años o más. Por ejemplo, el sitio web de Coinbase establece explícitamente que los usuarios deben ser mayores de 18 años para acceder a sus servicios. Sin embargo, antes de que se implementara esta política en julio de 2017, Coinbase permitía que los usuarios que tuvieran al menos 13 años de edad accedieran a sus servicios con el consentimiento de sus padres.

También es interesante señalar que el exchange de criptomonedas Gemini, con sede en Estados Unidos, ofrece cuentas de custodia para menores. Una entrada del blog de la empresa publicada el 25 de enero explica que el nuevo servicio está impulsado por EarlyBird, una empresa de la cartera de Gemini Frontier Fund, y permite a los padres invertir en el futuro financiero de sus hijos.

Caleb Frankel, cofundador y director de operaciones de EarlyBird, dijo a Cointelegraph que la oferta se centra en proporcionar acceso a los activos digitales para que los padres puedan invertir en nombre de sus hijos:

“Cada cuenta está a cargo de un padre o tutor mayor de 18 años. Creemos que el cripto es parte de una cartera moderna equilibrada y estamos priorizando la educación de las familias y la próxima generación de inversores a medida que los mercados de activos digitales maduran.”

Frankel añadió que EarlyBird no solo está trabajando con Gemini, sino también de forma proactiva con los reguladores para garantizar el desarrollo de un ecosistema de criptografía seguro. Mientras se sigue avanzando, Guerrero comentó que es importante asegurarse de que los nuevos monederos sean siempre creados por alguien mayor de edad. Aunque los niños no creen inicialmente las carteras, Guerrero cree que ésta es una solución para garantizar que utilicen adecuadamente los fondos de criptomonedas.

Por desgracia, también pueden surgir otros problemas cuando los niños acceden a las criptomonedas. Por ejemplo, en 2021 se produjo un aumento de las estafas con criptomonedas, y es probable que los niños sin experiencia en el sector sean más vulnerables. Larry Cameron, jefe de seguridad de la información de la Iniciativa de Inteligencia contra el Tráfico de Personas (ATII) -una organización centrada en la lucha contra el tráfico de personas mediante la supervisión de las transacciones de criptomonedas- dijo a Cointelegraph que hay muchos riesgos a tener en cuenta cuando los niños se adentran en la criptomoneda:

“A saber, las estafas y las plataformas falsas son riesgos para los menores. Los depredadores online son expertos en buscar a personas inexpertas y explotarlas. Las violaciones de datos, el robo de identidad o el fraude pueden realizarse en nombre del niño sin que éste lo sepa. Los niños también son más propensos a perder una clave privada, pero esto sucede incluso a los adultos”.

Por ello, Cameron cree que la adquisición de activos digitales convertirá a los niños en objetivo de los delincuentes. “Hasta que los exchanges de criptomonedas añadan colectivamente más medidas de verificación y autentificación al abrir una cuenta, la privacidad de los niños estará en peligro. Lo ideal sería que cualquier persona menor de 18 años tuviera que proporcionar documentación de sus padres como permiso para abrir una cuenta”, remarcó.

image

¿Es blockchain un arma de doble filo?

Además de las preocupaciones en torno a las criptomonedas, la tecnología blockchain también puede tener consecuencias no deseadas para los menores. Por ejemplo, Guerrero explicó que blockchain podría ser perjudicial para los niños porque la información registrada es permanente e inmutable, y esta inmutabilidad podría entrar en conflicto con la normativa vigente:

“El ‘derecho al olvido’ de la Unión Europea aparece en el artículo 17 del Reglamento General de Protección de Datos, o GDPR. Esto significa que los niños que ofrecen su información cuando no entienden necesariamente las consecuencias deberían tener derecho, cuando sean mayores de edad, a que se elimine esa información. Pero el blockchain, por definición, no permite borrar la información. Entonces, ¿cómo podemos proteger los datos de los niños en este caso?”.

Además, Guerrero señaló que si bien las aplicaciones de blockchain podrían ayudar a los niños migrantes a tener una identidad portátil para acceder a bienes y servicios, también podrían ser aprovechadas como una forma de vigilancia. Dadas estas preocupaciones, subrayó que debe haber un equilibrio a la hora de aprovechar los beneficios de la tecnología blockchain: “Tener este equilibrio es importante, y la comunidad de blockchain y criptomonedas debe tenerlo en cuenta al crear nuevas aplicaciones”.

Afortunadamente, algunas organizaciones están haciendo progresos en este frente. Por ejemplo, mientras que UNICEF ha reconocido los desafíos asociados con la adopción de la moneda digital y los niños, la organización es consciente de que la tecnología blockchain puede ser utilizada para el bien.

Sunita Grote, líder del equipo de empresas de la Oficina de Innovación de UNICEF, dijo a Cointelegraph que su oficina ha estado explorando el uso de blockchain a través de su fondo de riesgo. “Este fondo proporciona financiación inicial para probar soluciones de código abierto que tienen el potencial de acelerar los resultados para los niños. Blockchain es una de las áreas tecnológicas que estamos explorando”, dijo.

En concreto, Grote cree que las soluciones basadas en blockchain permiten a las organizaciones y a los individuos replantearse la forma de resolver los problemas gracias a su mayor transparencia, eficiencia en los sistemas y mejor coordinación de los datos entre múltiples partes. Con esto en mente, Grote entiende el potencial que puede tener blockchain cuando se trata de responder a las amenazas para los niños en el entorno online. Compartió que el fondo de riesgo de UNICEF invirtió recientemente en dos startups que desarrollan soluciones de código abierto impulsadas por la IA para hacer frente a los riesgos digitales para los niños.

Por otro lado, Grote también entiende que el blockchain podría aumentar el riesgo de exposición de los niños y los daños en línea: “Estar en línea puede magnificar las amenazas y los daños tradicionales que muchos niños ya enfrentan fuera de línea y puede aumentar aún más las vulnerabilidades con los riesgos en línea también presentes.”

Petición a la comunidad blockchain para que proteja a los niños

Dados los riesgos asociados con las criptomonedas y blockchain en lo que respecta a los menores, Guerrero mencionó que depende de la comunidad de blockchain y criptomonedas ayudar a garantizar el bienestar de los niños en el futuro. “La comunidad de blockchain y criptomonedas debe utilizar su comprensión técnica más profunda para comprometerse activamente con la comunidad de los derechos del niño”, remarcó.

Como solución, Guerrero cree que las aplicaciones de blockchain deberían tener requisitos de KYC incorporados. Sin embargo, esto puede ser más fácil de decir que de hacer, ya que también cree que el KYC sigue siendo una cuestión abierta para los monederos y los exchanges de criptomonedas. Aunque los requisitos de KYC pueden ser un desafío, Guerrero señaló que tener más herramientas educativas beneficiará el bienestar de los menores que se están involucrando con las criptomonedas y blockchain. Esta puede ser una solución más realista por el momento, ya que varias iniciativas educativas ya están en marcha.

Por ejemplo, en 2021, Gemini se asoció con Learn & Earn, una app que enseña a los estudiantes sobre educación financiera mientras ganan recompensas fiat. Además de las iniciativas de los exchanges, algunos gobiernos se están encargando de enseñar a los jóvenes sobre las criptomonedas. El año pasado, Colombia financió una aplicación móvil, un juego de mesa y un libro diseñados para educar a los jóvenes sobre la inversión en criptomonedas y el mercado de valores.

Otras organizaciones también están desarrollando otros proyectos educativos. Aaron Kahler, fundador y CEO de ATII, dijo a Cointelegraph que ATII está organizando sesiones regulares de capacitación en seguridad infantil y conferencias sobre cómo mantener a los menores seguros cuando se involucran con activos digitales y aplicaciones de blockchain: “Vamos a organizar una cumbre sobre el tema en mayo que incluirá un ‘webathon oscuro’ y un día de seguridad infantil. También vamos a traer a gente de las fuerzas de seguridad y otras organizaciones para que hablen sobre la seguridad de los niños.”

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión