image

La criptomonedas en zonas como Latinoamérica han tenido un alto impulso, y consideración frente a las opciones tradicionales en el mercado de las remesas, es por eso que para tener una visión un poco más objetiva de la situación de este reglón, hemos conversado con Franco Martinez, DeFi Researcher de Defiant, quien  nos ha comentado en primera instancia que las criptomonedas son muy útiles para el envío de remesas debido a su fácil utilización y bajos costos.

“Claramente, las criptomonedas en general, más específicamente las stablecoins como USDT, DAI, USDC, etc. Son muy útiles para enviar remesas, realizar pagos o cualquier tipo de transacción que se necesite. Es fácil su utilización, las transacciones tienen costos muy bajos y adicionalmente la operación se hace bastante rápido y en cualquier día, hábil o no hábil”, comentó.

Martinez explica que una organización como Western Union, del sistema tradicional, tarda entre 1 a 4 días hábiles en concretar un envío de remesas y con límites de transacciones sumamente pequeños, hasta 3 mil euros, donde  hasta piden documentación para respaldar los fondos y también para recibir esos fondos. En cambio, usando criptomonedas -resalta Martinez- se puede enviar un monto ilimitado a través de wallet no custodial, con anonimato donde  el receptor no necesita tampoco identificarse, y la operación normalmente  se confirma normalmente en minutos.

“Otra diferencia importante es, usando un sistema tradicional, Western Union, hace la conversión de moneda de envío hacia moneda del país receptor usando un tipo de cambio de ello, adicional a otra comisión por transacción”, destacó. 

“Si se envían euros de España a Argentina, te lo convierten a un tipo de cambio en Pesos, que sería de moneda local. A diferencia con el envío de “criptodivisas” , uno envía stablecoin y recibe el mismo activo, solo paga la comisión del uso de la red donde opera. Si claro, cada uno tiene que tomar las precauciones a la hora de operar, y no equivocarse hacia donde se hace el envío, ni tampoco confundirse la red que van a usar. Son cosas poco técnicas, pero es simplemente aprender eso y ya”, mencionó.

Asimismo, Martinez recomendó como lo más importante era no compartir la clave privada de acceso hacia la billetera porque se puede sufrir el robo de los activos que se tuvieran en la billetera.

Por otro lado, señaló como claro ejemplo del uso de criptomonedas para remesas en Latinoamérica a los venezolanos que viven en Argentina y le envían a sus familiares en Venezuela mediante el uso de criptomonedas. “Ellos usan estos mecanismos comentados anteriormente, ya que, si envían divisas de forma tradicional, el gobierno normalmente les retiene y les da otro tipo de cambio muy poco competitivo”, dijo.

“También los argentinos lo usamos bastante, muchos tenemos familiares afuera que están estudiando, o trabajando y al principio necesitan ayuda. Por ejemplo, el envio de remesas usando la banca tradicional parte de 150 dólares base más  una comisión variable, es totalmente inviable para montos chicos de remesas”, añadió.

Por último, Matinez comentó y señaló como otro tema importante y un problema a solucionar es la parte burocrática. Él mismo explica -en el caso argetino- que si compras dólares en el banco, unos 200 USD mensuales con cupo, no puedes comprar más por la bolsa durante 90 días. “Es por ello que si vendes un auto, casa, etc y necesitas dolarizar más de ese monto y por la restricción de los 90 días, no te queda otra que comprar alguna stablecoin con la intención de no perder poder adquisitivo, más que nada en LATAM donde tenemos inflación bastante alta y cada día cuenta”, dijo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar: 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.