https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvMjM3MWNhZTAtMjVlZi00NDBiLTg0ZWYtMGI1ZDFjOGMzN2VkLmpwZw==.jpg
image

El establecimiento de zonas económicas libres que fomentan la adopción de blockchain y criptomonedas en Armenia está dando sus frutos, ya que un operador minero local añade 60MW de capacidad a su instalación basada en una central eléctrica.

La plataforma de inversión en criptomonedas ECOS ha estado operando un centro de minería en los terrenos de la central eléctrica de Hrazdan desde 2018. Situada en el centro del país, la empresa de servicios públicos se está convirtiendo en un centro de innovación que está aprovechando los atractivos beneficios financieros y el acceso directo a la energía.

El desarrollo de la instalación minera es el resultado de una asociación entre el gobierno armenio y ECOS establecida en 2018, que encargó a la empresa el desarrollo de la zona económica libre (FEZ) destinada a hacer uso de la instalación de energía como un centro para los centros de datos y la minería de criptomonedas.

El acuerdo entre el operador y el gobierno armenio cita la promoción de la inversión extranjera directa y la creación de productos y servicios dentro del sector de la tecnología de la información.

Cointelegraph habló con la directora de marketing de ECOS, Anna Komashko, tras la mejora de su operación de minería en Hrazdan en agosto. Ella describió el viaje de cuatro años hasta la fecha, explicando que el gobierno armenio “se posiciona como el país del blockchain”. Esta afirmación se refleja en las atractivas ventajas fiscales que se conceden a las empresas que desean operar en la FEZ, como explicó Komashko:

“El objetivo principal de la FEZ era ayudar a atraer y desarrollar las altas tecnologías en el país, ayudar a las startups de blockchain y criptomonedas, por lo que se les aplican condiciones beneficiosas específicas”.

La responsable de marketing confirmó las condiciones fiscales especiales de las que gozan las empresas que operan en el recinto de Hrazdan, sin impuestos como el IVA, derechos de aduana de importación y exportación o los impuestos sobre la propiedad y los bienes inmuebles. La longevidad del proyecto está respaldada por un acuerdo de 25 años de suministro eléctrico ininterrumpido.

La infraestructura del emplazamiento incluye un centro de datos, un centro de servicios y un almacén para equipos y piezas de repuesto. El centro de datos se compone de siete contenedores de transporte que albergan unas 250 unidades de minería. ECOS adquiere sus mineros directamente del fabricante chino Bitmain. El servicio de minería en la nube de la empresa cuenta con unos 258,000 usuarios, mientras que también vende y da servicio a los equipos de los clientes.

La fuerte represión de la minería de criptomonedas en China ha provocado un cambio en la distribución geolocalizada del hashrate de bitcoin, lo que ha hecho que los lugares que ofrecen energía barata o incentivos fiscales sean muy codiciados.

Situada en la central eléctrica de Hrazdan, la instalación para la minería obtiene su suministro eléctrico directamente de la red de alta tensión y utiliza la infraestructura del lugar para alimentar los contenedores. Komashko también señaló que ECOS podría ampliarse a otros 200MW de electricidad limpia y asequible. La zona es muy adecuada para la minería de criptomonedas, ya que se encuentra en una región montañosa de Armenia con una temperatura media anual de 4.8 °C.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo: 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.