https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvZmJmNjI0MjktMzhiMy00NjU0LTlhZTktMjA2NjUyYjNiNzA1LmpwZw==.jpg
image

La nación centroamericana de El Salvador, que adoptó a Bitcoin (BTC) como moneda de curso legal en septiembre del año pasado, ha vuelto a retrasar el lanzamiento de su bono de mil millones de dólares en Bitcoin.

El bono Bitcoin, también conocido como bono volcán, o token volcánico, se anunció por primera vez en noviembre de 2021 como una forma de emitir bonos tokenizados y recaudar mil millones de dólares a cambio de los inversores. La recaudación se utilizará entonces para construir su proyecto Bitcoin City y comprar más BTC.

La emisión del bono estaba prevista para el primer trimestre de 2022, pero se pospuso a septiembre a raíz de las condiciones desfavorables del mercado y las crisis geopolíticas. Sin embargo, a principios de esta semana, el director de tecnología de Bitfinex y Tether, Paolo Ardoino, reveló que el bono de Bitcoin se retrasará de nuevo hasta finales de año.ç

Ardoino, en una conversación exclusiva con Cointelegraph, reveló que el actual retraso en el lanzamiento podría atribuirse a los problemas de seguridad interna en los que las fuerzas de seguridad de la nación han tenido que enfrentar el flagelo de la violencia de las pandillas en el país. Esto ha desviado el enfoque de los recursos del gobierno, y “el retraso en el lanzamiento del Token Volcán tiene que ser visto en este contexto”.

Bitfinex es el socio de infraestructura clave del gobierno de El Salvador responsable de procesar las transacciones de la venta de tokens volcán. Sin embargo, Bitfinex debe adquirir primero una licencia de emisión del gobierno, que se concedería tras la aprobación del proyecto de ley de valores digitales prevista para septiembre.

Ardoino confirmó que el borrador final del proyecto de ley está listo, y que esperan que se apruebe en las próximas dos semanas, dado que el partido del Presidente, Nayib Bukele, tiene mayoría. Dijo:

“Confiamos en que la ley obtenga la aprobación del Congreso en las próximas semanas, suponiendo que el país tenga la estabilidad necesaria para que dicha legislación sea aprobada”.

Bitfinex Securities El Salvador, S.A. de C.V. “solicitará una licencia para operar bajo el marco regulatorio de valores digitales de El Salvador una vez que éste sea aprobado como ley”, agregó.

Mientras que varios informes y expertos del mercado han culpado a la disminución del interés de los inversores y a la actual caída del mercado de las criptomonedas, Ardoino cree que la idea que subyace al bono de Bitcoin podría despertar el interés de los inversores independientemente de las condiciones del mercado.

Añadió que el bono Bitcoin tiene el potencial de acelerar la adopción de BTC. Citó el ejemplo de las memecoins y explicó:

“Si tenemos en cuenta que la memecoin, Dogecoin, fue capaz de obtener una capitalización de mercado de USD 48,000 millones, está claro que hay suficiente apetito inversor en la economía de los tokens digitales para apoyar un Volcano de mil millones de dólares”.

Tras convertir a BTC en una moneda de curso legal el 7 de septiembre de 2021, El Salvador acumuló más de 2,301 BTC por unos USD 103.9 millones. Durante el mercado alcista, el beneficio de la inversión se utilizó incluso para construir escuelas y hospitales, sin embargo, con la actual caída del mercado, las tenencias de BTC valen actualmente unos USD 45 millones.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.