image

La empresa InBierto lanzó a principios del año un cajero automático de criptomonedas en Uruguay, específicamente, en la ciudad de Punta del Este. La compañía confirmó que los resultados fueron mejores de lo esperado: la máquina superó las 10.000 transacciones en un mes. Un mes después de la apertura del primer cajero, inaugurado el 7 de enero, la compañía anunció que en marzo quedarán instalados tres nuevos cajeros en Montevideo y en las localidades de Colonia y Chuy. Las localidades elegidas son todas pasos fronterizos, Chuy mantiene frontera terrestre con Brasil mientras que Colonia y Montevideo cuentan con sendos puertos muy utilizados para ingresar al país desde Argentina.

La red de cajeros se llama U-Teller, y estos cajeros fueron fabricados en suelo uruguayo por las empresas InBierto y Urubit. Por ahora las máquinas sólo permiten la compra de las criptos uruguayas Ferret Token y Urubit al igual que Bitcoin, BNB y BUSD, que pueden ser compradas con tarjetas Visa y MasterCard.

Según sus propios dichos, U-Teller proyecta expandirse en la región ya que hubo interés por parte de otros países de América latina con hasta 120 solicitudes para instalar esta tecnología. Con esto la empresa resalta que ya está empezando a tener reuniones con los interesados para coordinar la instalación de sus servicios en países vecinos. “El cajero tuvo tanto uso por día que tuvimos que actualizar el hardware porque tenía problemas de temperatura. Esta primera experiencia nos hizo aprender muchas cosas, a tal punto que hoy estamos preparando la segunda versión del software, mucho más rápido, más ágil, con una capacidad de escala superior a la que teníamos prevista al principio”, explicó Adolfo Varela, fundador de InBierto. Según el ejecutivo de la empresa, el objetivo es “aumentar la adopción de este tipo de tecnología y generar la posibilidad de que más gente pueda conocer esto: Que tengan la experiencia de cambiar sus cripto por dinero y viceversa”. Paralelamente, la compañía apuesta a que las criptomonedas se conviertan en una opción viable de pago para los comercios uruguayos. “Hay mucho potencial de crecimiento. Cada día vienen creándose más monedas y va creciendo el mercado con más gente que las usa, con más usos que se les dan a los distintos tipos de criptomonedas o cadenas de bloque, y una infinidad de usos cotidianos que hoy se van adaptando a blockchain, lo que va a generar un crecimiento importante”, explicó Varela.

En otros países también crece la adopción de criptocajeros. Por ejemplo, en Argentina, actualmente existen 12 terminales distribuidas en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Muchos de estos cajeros son multicoin, permitiendo operar tanto Bitcoin como Ethereum (ETH), Bitcoin cash (BCH), y Litecoin (LTC). El primero se instaló dentro del supermercado Walmart, ubicado en Villa Pueyrredón sobre avenida Constituyentes. La mayoría de estos cajeros son operados por la norteamericana Athena, que desembarcó en Argentina en 2018. En España la situación es similar pero potenciada. Se estima que en el país europeo ya hay 130 cajeros siendo así el quinto país con más cajeros en el mundo. Según las estadísticas oficiales, de cada diez criptocajeros que hay, seis permiten comprar y vender y solo cuatro dejan únicamente comprar, sirviendo como mecanismo de inversión. En cuanto a las comisiones, al igual que sucede con los cajeros tradicionales y los diferentes bancos, son variables.