https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvY2Q1MWVkMmMtZThhMy00OTRjLWEzZWMtNzc3ZjVhYTMyM2MyLmpwZw==.jpg
image

THORChain, una de intercambio cross-chain y pruebas de bonos, ha activado finalmente el mecanismo que reducirá progresivamente el soporte de las variantes basadas en BEP-2 y ERC-20 del token RUNE.

BNB.RUNE y ETH.RUNE, también conocidos como tokens IOU, están siendo cambiados por el token RUNE actualizado y completamente nativo después de la tan esperada red principal de THORChain a finales del mes pasado.

De aquí en adelante, estos tokens perderán progresivamente su valor durante los próximos 12 meses, pues el proyecto pretende fomentar la adopción de su variante totalmente unificada de RUNE, permitiendo una mayor interoperabilidad de los activos.

Los usuarios que mantienen sus tokens IOU en exchanges centralizados verán sus tokens actualizados automáticamente al nuevo RUNE nativo. Los que mantienen sus tokens en billeteras personales deben crear un nuevo monedero soportado por THORChain y luego hacer clic en un botón de actualización para hacer la conversión.

El equipo de THORChain declaró a través de Twitter el 18 de julio que el interruptor entrará en funcionamiento en el bloque 6,500,000 y que los tipos de cambio 1:1 “bajarán linealmente a 1:0 durante los próximos 12 meses” a medida que los tokens IOU pierdan valor.

El equipo declaró previamente en una entrada de blog a principios de este año que este movimiento era parte de un impulso hacia una mayor descentralización de su red, puesto que puso de relieve los problemas de tener IOU RUNE repartido en dos redes separadas:

“THORChain es extremadamente estricto en no tener dependencias de terceros, prefiriendo gestionar todo internamente. No hay oráculos, ni seguridad deslocalizada, ni dependencia de liquidez externa”.

“Sin embargo, BNB.RUNE y ETH.RUNE tienen acceso privilegiado a la función ‘mint’ de la máquina de estado. Cualquiera que presente estos tokens puede acuñar RUNE nuevos, así como hacer que el estado de THORChain dependa de estas dos redes”, se lee en la publicación del blog.

El movimiento de THORChain ha coincidido con un significativo rebote del 18.6% de los precios de RUNE hasta los USD 2.61 en las últimas 24 horas. La medición en un marco temporal más amplio también muestra signos prometedores, pues RUNE ha ganado un 65.9% en los últimos 30 días, según datos de CoinGecko. Sin embargo, RUNE sigue estando un 87.5% por debajo de su máximo histórico de USD 20.87 del 19 de mayo del año pasado.

Además de permitir a los usuarios intercambiar activos por grupos de liquidez a través de varias redes como Binance Smart Chain, Ethereum, Dogecoin y Bitcoin, THORChain también permite la negociación de activos sintéticos, que son derivados tokenizados que imitan el valor de otros activos como acciones y commodities.

En el marco de la mainnet recientemente lanzada, el proyecto pretende ofrecer mayores medidas de seguridad y estabilidad de red, una mayor descentralización, un nuevo proceso de gobernanza, establecer nuevas integraciones de cadenas, integraciones de billeteras, implementaciones de agregadores y desplegar una función de rendimiento de un solo lado.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.