¿QUÉ SON LOS CFD’s EN EL TRADING?

CFD son las siglas en inglés de Contract for Difference (Contrato por Diferencia). El trading con CFDs se ha popularizado enormemente ya que permite aprovechar las variaciones de precio de una gran variedad de activos cotizados (acciones, índices, materias primas, crypto monedas…) sin necesidad de comprarlos. En esta sección encontrará toda la información que debe conocer para comprender cómo funcionan los CFDs y las posibilidades que estos productos le pueden ofrecer en su trading.

APALANCAMIENTO Y MARGEN

Los CFD son un producto apalancado. Esto significa que solo necesita depositar un pequeño porcentaje del valor total de la operación para abrir una posición. A esta cantidad se denomina margen. El trading con margen le permite maximizar su rentabilidad, pero sus pérdidas también se multiplicarán ya que se basan en el valor total de la posición de CFD.

En el siguiente ejemplo se muestra el efecto del apalancamiento y del margen, así como el cálculo del beneficio de una operación con un CFD:

En un momento dado un contrato CFD sobre el IBEX-35 tiene un precio de 9.790 / 9.800 (bid/ask). Un trader de CFDs piensa que el IBEX-35 va a realizar un movimiento alcista, por lo que abre una posición larga comprando 1 contrato CFD.

Gracias al apalancamiento, el capital necesario para abrir esta posición no es EUR 9.800 sino un pequeño porcentaje del valor de la posición. AvaTrade le ofrece un apalancamiento de 20:1  en este producto por lo que sólo necesitaría depositar un margen igual al 5% del valor de la posición. Por tanto, la inversión bruta inicial para comprar 1 contrato CFD sería:

9800 x 0,05 = EUR 490.

El mercado responde a la expectativa del trader, el IBEX-35 se mueve al alza, y el precio del CFD cotiza en 9.900 / 9.910. En ese momento decide cerrar la operación y vende el contrato CFD.

El beneficio de la operación se obtiene aplicando un multiplicador a la variación del precio del activo medido en puntos. En este caso, el multiplicador es EUR 10 por cada punto de variación del índice español. Por tanto, la fórmula para calcular el resultado de la operación es:

(Precio de venta – Precio de compra) x nº de contratos x 10 =

(9.900 – 9.800) x 1x 10 = EUR 1.000.

El resultado bruto, sin descontar los spreads, sería de EUR 1.000, para una inversión de tan sólo EUR 490.

Lo que determinará el beneficio o pérdida en el trading con CFDs será siempre el tamaño de la variación (ya sea al alza o a la baja) del precio del activo subyacente. Por este motivo, los CFDs que son mas rentables (y también los que tienen más riesgo) son aquellos en los que la volatilidad del activo subyacente es mayor.