¿Qué es Solana?

Solana es un proyecto de código abierto altamente funcional que implementa una nueva blockchain de capa 1, sin permisos y de alta velocidad.

Creada en 2017 por Anatoly Yakovenko, un antiguo ejecutivo de Qualcomm, Solana tiene como objetivo escalar el rendimiento más allá de lo que suelen lograr las blockchains populares, manteniendo los costes bajos. Solana implementa un innovador modelo de consenso híbrido que combina un algoritmo único de proof-of-history (PoH) con el motor de sincronización lightning-fast, que es una versión de proof-of-stake (PoS). Gracias a ello, la red Solana puede procesar teóricamente más de 710,000 transacciones por segundo (TPS) sin necesidad de soluciones de escalado.

La arquitectura blockchain de tercera generación de Solana está diseñada para facilitar los contratos inteligentes y la creación de aplicaciones descentralizadas (DApp). El proyecto es compatible con una serie de plataformas de finanzas descentralizadas (DeFi), así como con mercados de tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés, por sus siglas en inglés).

La blockchain Solana se implementó durante el boom de las ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) de 2017. La testnet interna del proyecto se lanzó en 2018, seguida de múltiples fases de la testnet que llevaron al eventual lanzamiento oficial de la red principal o main network en 2020.

¿Qué hace que Solana sea única?

El ambicioso diseño de Solana pretende resolver el trilema de la blockchain, un concepto propuesto por el creador de Ethereum, Vitalik Buterin, a su manera. Este trilema describe un conjunto de tres grandes retos a los que se enfrentan los desarrolladores cuando construyen blockchains: descentralización, seguridad y escalabilidad.

La opinión generalizada es que las blockchains se construyen de tal manera que obligan a los desarrolladores a sacrificar uno de los aspectos en favor de los otros dos, ya que solo pueden proporcionar dos de los tres beneficios en un momento dado.

La plataforma blockchain de Solana ha propuesto un mecanismo de consenso híbrido que compromete la descentralización para maximizar la velocidad. La innovadora combinación de PoS y PoH hace de Solana un proyecto único en la industria de las blockchains.

Generalmente, las blockchains tienen una mayor escalabilidad, dependiendo del número de transacciones por segundo que puedan soportar, a medida que más y mejor escalen. Sin embargo, en las blockchains descentralizadas, las discrepancias de tiempo y el mayor rendimiento las ralentizan, lo que significa que un mayor número de nodos que verifican las transacciones y las marcas de tiempo requieren más tiempo.

En pocas palabras, el diseño de Solana resuelve este problema al tener un nodo líder elegido en base al mecanismo PoS que secuencia los mensajes entre los nodos. De este modo, la red de Solana se beneficia, reduciendo la carga de trabajo que se traduce en un mayor rendimiento incluso sin una fuente de tiempo centralizada y exacta.

Además, Solana crea una cadena de transacciones haciendo hashing a la salida de una transacción y utilizándola como entrada de la siguiente. Este historial de transacciones da nombre al principal mecanismo de consenso de Solana: PoH, un concepto que permite una mayor escalabilidad del protocolo que, a su vez, potencia la usabilidad.

¿Cómo funciona Solana?

El componente central del protocolo Solana es la proof-of-history, una secuencia de cálculos que proporciona un registro digital que confirma que un evento ha ocurrido en la red en cualquier momento. Puede presentarse como un reloj criptográfico que da una marca de tiempo a cada transacción en la red, junto con una estructura de datos que puede ser una simple adición de la misma.

La PoH se basa en PoS utilizando el algoritmo Tower Byzantine fault tolerance (BFT), una versión optimizada del protocolo practical Byzantine fault tolerance (pBFT). Solana lo utiliza para alcanzar un consenso. El BFT de Tower mantiene la red segura y en funcionamiento y actúa como una herramienta adicional para validar las transacciones.

Además, la PoH puede considerarse como una Función de Retraso Verificable (VDF, por sus siglas en inglés) de alta frecuencia, una función triple (configuración, evaluación, verificación) para producir una salida única y fiable. La VDF mantiene el orden en la red demostrando que los productores de bloques han esperado el tiempo suficiente para que la red avance.

Solana utiliza un algoritmo hash seguro de 256 bits (SHA-256), un conjunto de funciones criptográficas propias que producen un valor de 256 bits. La red muestrea periódicamente el número y los hashes SHA-256, proporcionando datos en tiempo real según el conjunto de hashes incluidos en las unidades centrales de procesamiento.

Los validadores de Solana pueden utilizar esta secuencia de hashes para registrar una pieza específica de datos que fue creada antes de la generación de un índice hash específico. La marca de tiempo de las transacciones se crea después de que se inserte este trozo de datos concreto. Para lograr las reclamadas cifras de TPS y tiempo de creación de bloques, todos los nodos de la red deben tener relojes criptográficos para llevar la cuenta de los eventos en lugar de esperar a que otros validadores verifiquen las transacciones.

image

El token Solana (SOL)

La criptomoneda de Solana es SOL. Es el token nativo y de utilidad de Solana que proporciona un medio de transferencia de valor, así como la seguridad de la blockchain a través del staking. SOL se lanzó en marzo de 2020 y se ha esforzado por convertirse en una de las 10 criptomonedas más importantes que entran en el espacio de acuerdo a la capitalización total del mercado.

El esquema de funcionamiento de los tokens SOL es similar al utilizado en la blockchain de Ethereum. Aunque funcionan de forma similar, los tenedores del token Solana ponen en staking el token para validar las transacciones a través del mecanismo de consenso PoS. Además, el token Solana se utiliza para recibir recompensas y pagar las tarifas de las transacciones, al tiempo que SOL permite a los usuarios participar en la gobernanza.

Respondiendo a la pregunta de cuántas monedas Solana hay, habrá más de 500 millones de tokens liberados en circulación, y el suministro total actual de Solana supera los 511 millones de tokens, siendo el suministro en circulación de Solana un poco más de la mitad. Alrededor del 60% de los tokens SOL están controlados por los fundadores de Solana y la Solana Foundation, con solo el 38% reservado para la comunidad.

Los tokens SOL han sido listados en la mayoría de los exchanges. Los principales exchanges de criptomonedas para el trading de Solana son Binance, Coinbase, KuCoin, Huobi, FTX, entre otros.

Solana vs. Ethereum

Solana ha recibido muchos elogios por su velocidad y rendimiento e incluso ha sido citado como un competidor legítimo de los líderes de la industria de las criptomonedas como Ethereum.

Entonces, ¿en qué se diferencia Solana de Ethereum y puede considerarse como un potencial asesino de Ethereum?

En términos de velocidad de procesamiento, Solana es capaz de desafiar a la plataforma de contratos inteligentes dominante, ya que supuestamente es capaz de alcanzar una velocidad de más de 50,000 TPS. Solana utiliza diferentes algoritmos de consenso para evitar la lentitud en la confirmación de las transacciones. Esta característica hace que Solana sea una de las blockchains más rápidas de la industria para competir con otras industrias fuera del espacio de las criptomonedas.

En comparación con esta enorme cifra, el actual modelo proof-of-work de Ethereum, poco escalable, solo puede manejar 15 TPS. Por lo tanto, Solana es miles de veces más rápida que Ethereum. Otra ventaja de Solana es la extrema rentabilidad de la red, ya que el proyecto implementa nuevos tokenomics para obtener tarifas más bajas.

Además, cabe destacar que la blockchain de Solana, aunque implementa una de las variantes de PoS, es más ecológica y sostenible. Esto contrasta con Ethereum, cuyo actual modelo PoW requiere el uso de una enorme potencia de cálculo.

Sin embargo, todo el mundo en la comunidad de criptomonedas está esperando la actualización de Ethereum a PoS. Un nuevo tipo de Ethereum, que se está desarrollando diligentemente, consistirá en una capa de ejecución (antes conocida como Ethereum 1.0) y una capa de consenso (antes Ethereum 2.0). Podría aumentar en gran medida el rendimiento, mejorar la escalabilidad, reducir las tarifas de las transacciones y detener el consumo insostenible de energía.

Las desventajas de Solana

Si todavía te preguntas si Solana es una buena inversión y si deberías tener, la respuesta depende de ti. A pesar de las ventajas visibles, Solana tiene sus deméritos como cualquier proyecto de criptografía existente.

En primer lugar, aunque la blockchain de Solana puede competir con proyectos de blockchain de alta gama, sigue siendo vulnerable a la centralización, ya que no hay muchos validadores de la blockchain. Cualquiera en la red puede convertirse en un validador de Solana, pero hacerlo sigue siendo difícil porque requiere muchos recursos informáticos.

Junto con esto, el protocolo todavía se etiqueta como una versión beta de la red principal, lo que no niega la posible presencia de bugs y errores.

A pesar de estos problemas, Solana sigue siendo uno de los mayores ecosistemas de la industria de las criptomonedas y parece estar en el camino correcto de crecimiento.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo: