https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvZGVmNDZmMjYtZWY4OS00MjhlLTk1NjQtOGFkODAxZTM0MDEzLmpwZw==.jpg
image

El protocolo de finanzas descentralizadas (DeFi), Babylon Finance, ha anunciado finalmente que cerrará tras meses de intentar recuperarse del impulso negativo que provocó el exploit de Rari Fuse. 

En un comunicado, su fundador, Ramón Recuero, explicó que la plataforma experimentó una racha negativa insuperable a pesar de los esfuerzos de su equipo por soportar el efecto dominó causado por el hackeo. Según Recuero, el protocolo perdió USD 3.4 millones en el hackeo. Tras esto, el valor total bloqueado en la plataforma pasó de 30 millones a 4 millones dólares. Para empeorar las cosas, el pool de Fuse fue abandonado, eliminando el mercado de préstamos por valor de USD 10 millones, señaló Recuero.

La situación de sentimiento bajista en el mercado de criptomonedas en general también añadió sal a sus heridas. El fundador del protocolo DeFi dijo que, a medida que se sucedían los problemas, el cripto token nativo de Babylon Finance, BABL, también pasó de 20 a 6 dólares, perdiendo meses de recorrido para el equipo.

Aparte de esto, el fundador explicó que las opciones de financiación utilizando BABL como garantía se volvieron imposibles. Además de eso, la opción de recaudar fondos usando tokens no era factible debido a su bajo precio. Así lo ha manifestado en Twitter

El fundador también dijo que como acción final de su equipo central, todas las participaciones restantes de su tesorería se distribuirán a los titulares de BABL y hBABL a partir del 6 de septiembre. El equipo también dijo que devolverá todos los tokens con y sin derechos adquiridos. 

Tras el anuncio, el precio de BABL cayó un 99%, alcanzando un nuevo mínimo histórico de USD 0.23 por token. En el momento de escribir este artículo, el token coitza a USD 0.44. 

En mayo, los atacantes robaron activos por valor de unos USD 80 millones de la plataforma Fuse de Rari Capital. Durante ese tiempo, el protocolo DeFi ofreció una recompensa de USD 10 millones a los explotadores y les pidió que devolvieran los fondos robados. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.