Los datos de las redes sociales a corto plazo sugieren que los traders no están llamando a comprar durante la caída de bitcoin (BTC) en este momento… pero el panorama a largo plazo es mucho más brillante; una investigación separada muestra que el 77% de las Family Office u oficinas familiares en los EE.UU. están interesadas en o han invertido en criptomonedas.

Los datos de BTFD se recopilaron a partir de publicaciones que mencionaban “comprar durante la caída” en plataformas de redes sociales como Twitter, Reddit, Discord y Telegram por K J Lanaul y se publicaron en el blog Insights Santiment a principios de esta semana. También cuenta una historia positiva, de forma indirecta.

La investigación indicaba que, en el último año, muchos traders han llamado a comprar durante la caída demasiado pronto en una tendencia bajista, y el precio suele caer mucho más después y no se recupera durante meses.

“A menudo la multitud llama unánimemente a la caída/fondo antes de la caída real y los verdaderos fondos se forman cuando la multitud menos lo espera, lo que está representado por las bajas o nulas menciones de comprar durante la caída. En este momento las menciones son muy bajas.”

Por ejemplo, a mediados de mayo del año pasado, después de que el precio de BTC comenzara a caer en respuesta a la prohibición de la minería de Bitcoin en China y al FUD relacionado con Elon Musk, aproximadamente 68,000 traders en línea mencionaron la compra durante la caída cuando BTC cayó a alrededor de USD 44,000. Sin embargo, el fondo no se materializó hasta finales de julio, cuando BTC marcó aproximadamente los USD 29,000.

“El patrón que hemos reconocido es una onda de 3 menciones de compra durante la caída durante la tendencia bajista, cada una más baja que la anterior, y después de 3 ondas se produce el fondo antes de que el mercado se recupere”, escribió Lanaul.

image
Volumen socia de compra durante la caída x precio de BTC: Insights Santiment

Criptomonedas para la familia

Aunque los precios fluctúan a corto plazo, el crecimiento a largo plazo de las criptomonedas parece inevitable a medida que más individuos y familias de alto poder adquisitivo respaldan el sector. Según la última edición de la encuesta Global Family Office de BNY Mellon, el 77% de las oficinas familiares están activas en el sector de las criptomonedas o están considerando invertir en él en un futuro próximo.

Las oficinas familiares son empresas privadas que gestionan inversiones en nombre de individuos o familias de alto valor neto. BNY Mellon es un gigante de la banca de inversión que también presta servicios en el mercado de las oficinas familiares.

La encuesta encuestó a 200 participantes, entre los que se encontraban 144 oficinas multifamiliares y 56 oficinas unifamiliares que gestionan activos por valor de más de USD 150 millones cada una.

De la gran cohorte que estaba interesada en las criptomonedas o era activa en ellas, el 72% manifestó su intención de aumentar su exposición a las criptomonedas en los próximos 12-24 meses. En particular, la encuesta también encontró que el 64% de las oficinas multifamiliares estaban invirtiendo activamente en criptomonedas, en comparación con el 36% de las oficinas unifamiliares.

En cuanto a los métodos de exposición a las criptomonedas, el 58% de los encuestados declaró que prefería los fondos cotizados (ETF), mientras que el 42% indicó su preferencia por la propiedad y la custodia directas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.