https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvNDNlZjRlODMtMjQ1Zi00ZDU2LWI2YzYtNTkzM2Q5NWMxMzZmLmpwZw==.jpg
image

La plataforma de préstamos de criptomonedas Nexo ha respondido a lo que ha llamado “noticias falsas” y a los rumores de que sus fundadores formaban parte de un escándalo de malversación de fondos de caridad; dijo que las afirmaciones son falsas y difamatorias. Ha emitido un aviso público de cese y desistimiento al autor de las acusaciones.

En una entrada del blog sobre las afirmaciones, Nexo declaró:

“Varias cuentas anónimas de Twitter están utilizando mentiras y distorsiones en otra campaña de desprestigio contra Nexo y sacando provecho de las posiciones cortas en un mercado en crisis.”

La cuenta seudónima de Twitter otteroooo, que se hace llamar “Otter”, publicó una serie de tuits el 25 de junio, en los que afirmaba que los cofundadores de Nexo robaron fondos de la organización benéfica búlgara HelpKarma para comprar bienes inmuebles y financiar “lujosos viajes personales”.

El hilo cosechó una gran audiencia en Twitter, y Otter compartió una captura de pantalla que había recibido más de 9 millones de impresiones, lo que llevó a Nexo a responder a lo que dicen que son “acusaciones ridículas” y emitir el aviso de cese y desistimiento.

La acusación central que hace Otter es que el fundador de HelpKarma y cofundador de Nexo “Konsta Kanchev” utilizó los fondos de las donaciones para ayudar a construir un palacio en lugar de utilizar el dinero para los tratamientos médicos de los niños.

En una respuesta de Nexo, se señala que “Konsta Kanchev” no existe y que Otter creó deliberadamente el nombre “para imitar una errata como excusa” al confundir a dos personas distintas, el fundador de HelpKarma Constantine Krastev y el cofundador de Nexo Kosta Kantchev, como la misma persona.

En declaraciones a Cointelegraph sobre la confusión de ambos, Otter compartió un artículo del medio búlgaro Fakti en el que se decía que los dos eran primos y que Constantine en búlgaro se escribe “Konstantin”, pero desde entonces no ha aportado más comentarios.

Otra de las principales acusaciones que hace Otter es que a medida que aumentaban las donaciones de HelpKarma, la empresa de préstamos Credissimo comenzó a informar de aumentos considerables en su capital, citando un informe de noviembre de 2020 de Fakti, lo que implica que las donaciones se utilizaron para financiar Credissimo.

Sobre cómo este escándalo se vincula con Nexo, Otter señala que el libro blanco de Nexo dice que está “impulsado por Credissimo”. Credissimo fue fundada por Kantchev, y los cofundadores de Nexo, Georgi Shulev y Antoni Trenchev, eran los responsables de desarrollo de negocio e innovación de las empresas, respectivamente.

En respuesta a las reclamaciones, Nexo dijo que ella y HelpKarma “no han tenido, ni nunca han tenido, operaciones comunes, propietarios beneficiarios comunes o una gestión común”, y añadió:

“‘’¿Por qué una empresa con cientos de millones de ingresos y miles de millones de activos bajo gestión, vetada por Fidelity, Mastercard y docenas de reguladores, tendría que recurrir alguna vez a pequeños robos, y mucho menos a niños con necesidades médicas?’ Esa es la pregunta lógica pero olvidada.”

Cointelegraph se puso en contacto con Nexo para opinar sobre las acusaciones, pero aún no ha recibido respuesta.

El principal motivo que afirma Nexo de por qué Otter publicó las acusaciones es para que Otter pueda ganar un gran número de seguidores y vender su cuenta.

Nexo compartió imágenes de un individuo que intentó comprar la cuenta de Otter, a lo que éste responde que quiere un mínimo de 50,000 dólares americanos (USDC) por ella.

En un hilo de Twitter publicado por Otter el 26 de junio, afirma que sospecha que los mensajes son un “montaje” para comprar la cuenta y que Nexo pueda silenciarlo. En su lugar, “creó un plan troll” para vender la cuenta de Otter para cobrar el “dinero del silencio” de Nexo y hacer otra cuenta para “seguir exponiendo la empresa”.

Nexo dice que esta no es la primera vez que son parte de lo que llaman un “ataque coordinado”, citando las acusaciones de 2020 de que estaba detrás de Zeus Capital, una firma de gestión de activos que quería terminar con Chainlink (LINK).

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.