image

El principal mercado de tokens no fungibles (NFT), OpenSea, anunció el sábado una actualización del servicio, en la que se pedía a los usuarios que migraran sus activos listados de la blockchain de Ethereum (ETH) a un contrato inteligente de nueva creación.

Sin embargo, en las horas siguientes, 32 usuarios de la plataforma se convirtieron en víctimas de un ataque de suplantación de identidad por correo electrónico que dio lugar a que una entidad anónima robara 1,7 millones de dólares en ETH.

El CEO de OpenSea, Devin Finzer, publicó un hilo de tuits en el que explicaba que la brecha fue orquestada a través de falsas estafas por correo electrónico que aseguraban a los usuarios su identidad en OpenSea, los convencían de firmar un mensaje digital con su billetera y, por lo tanto, otorgaban, sin saberlo, una licencia transferible al activo del hacker.

El director de tecnología, Nadav Hollander, también publicó un tuit en el que afirmaba que “ninguna de las órdenes maliciosas se ejecutó contra el nuevo contrato (Wyvern 2.3), lo que indica que se firmaron antes de la migración y es poco probable que estén relacionadas con el flujo de migración de OpenSea”.

A raíz de esto, Hollander pidió una mayor educación en materia de seguridad en el espacio de la Web3, específicamente en torno a la firma de mensajes fuera de la cadena.

Tres de los NFT perdidos pertenecían a la popular colección de NFT Azuki. El proyecto, que contaba con 10,000 avatares, se centra en cultivar una comunidad metaversa inclusiva formada por artistas y defensores de la Web3.

El proyecto se inspiró en la alubia Azuki -también llamada alubia Adzuki-, un elemento culinario de Asia oriental, así como un mensaje de buen augurio en la cultura japonesa. Las referencias a la toma de la alubia roja y el próximo token BEAN establecen esta intención. Azuki tiene actualmente un precio mínimo de 11,79 ETH, equivalente a 32,155 dólares.

En un giro filantrópico de los acontecimientos, el mercado de NFT Mintable compró tres de los Azuki en el competidor emergente de OpenSea, LooksRare por 0,2 ETH por debajo del precio mínimo, y ahora tiene la intención de reunirlos con sus propietarios originales.  

El fundador y director ejecutivo de Mintable, Zach Burks, criticó abiertamente la falta de respuesta de OpenSea al hack, declarando: “Lamentablemente, parece que aunque tienen más de mil millones en efectivo, no pueden permitirse un reembolso de 1,7 millones a sus usuarios”.

Burks reveló que Mintable está trabajando junto con el equipo de Azuki, y el gerente del producto Demna, para encontrar una solución adecuada para los titulares, y se espera que los NFTs sean devueltos a sus legítimos propietarios en los próximos días.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.