La última vez que Bitcoin (BTC) cotizó por encima de los USD 50,000 fue el 27 de diciembre de 2021. Desde entonces, han pasado cuatro meses, pero los traders parecen algo optimistas de que la inflación haya alcanzado el umbral necesario para desencadenar la adopción de la criptomoneda.

En teoría, la inflación del 8.5% en Estados Unidos significa que cada cinco años los precios aumentan un 50%. Esto convierte esencialmente USD 100 en USD 66, reduciendo el 33% del poder adquisitivo del dólar.

Se espera que la reunión del FOMC de la Reserva Federal de Estados Unidos se pronuncie sobre las tasas de interés el 4 de mayo, pero, sobre todo, se espera que la FED anuncie un programa para descargar parte de su balance de USD 9 billones. Así, en lugar de apoyar a los mercados de deuda e hipotecas, el banco central estadounidense probablemente venderá USD 95,000 millones de estos activos cada mes.

Las consecuencias podrían ser graves y los mercados de riesgo han descontado este escenario. Por ejemplo, el índice bursátil Rusell 2000 de mediana capitalización ha bajado un 16.5% en lo que va de año. Del mismo modo, según el índice MSCI China, el mercado bursátil chino se enfrenta actualmente a una corrección del 20% en lo que va de año.

No hay forma de saber qué desencadenará una carrera alcista de Bitcoin, pero un informe de Glassnode del 18 de abril ha detectado “una gran cantidad de oferta de monedas” acumuladas entre 38,000 y 45,000 dólares. Para los traders que creen que BTC alcanzará los USD 50,000 en julio, existe una estrategia de opciones de bajo riesgo que puede utilizarse para lanzar una apuesta alcista en largo.

El “cóndor de hierro” sesgado tiene un riesgo a la baja limitado

Seguir a las ballenas y a los grandes inversores suele ser rentable, pero la mayoría de los traders buscan formas de maximizar las ganancias al tiempo que limitan las pérdidas. Por ejemplo, el ‘cóndor de hierro’ sesgado maximiza las ganancias cerca de los USD 50,000 en julio, limitando las pérdidas por debajo de los USD 38,000.

image
Rendimientos de la estrategia del cóndor de hierro sesgado para opciones de Bitcoin. Fuente: Deribit Position Builder

La opción de compra da al comprador el derecho a adquirir un activo a un precio fijo en el futuro y el comprador paga una cuota inicial conocida como prima por este privilegio.

Por otro lado, la opción de venta proporciona a su comprador el privilegio de vender un activo a un precio fijo en el futuro, una estrategia de protección a la baja. Mientras tanto, la venta de este instrumento ofrece una exposición al alza del precio.

El Iron Condor consiste en vender tanto la opción de compra como la de venta al mismo precio y fecha de vencimiento. El ejemplo anterior se ha establecido utilizando las opciones BTC del 29 de julio.

La zona de beneficios se sitúa entre 40,500 y 60,500 dólares

Para iniciar la operación, el inversor necesita ponerse en corto con 1 contrato de la opción de compra de USD 44,000 y otros 1.4 contratos de la opción de venta de USD 44,000. A continuación, el comprador debe repetir el procedimiento para las opciones de USD 50,000, utilizando el mismo mes de vencimiento.

Para protegerse de una eventual caída, hay que comprar 3.46 contratos de la opción de venta de USD 38,000. Por último, hay que comprar 1.3 contratos de la opción de compra de USD 70,000 para limitar las pérdidas por encima del nivel.

Esta estrategia produce una ganancia neta si Bitcoin cotiza entre USD 40,500, un 4% por encima del precio actual de USD 38,900, y USD 60,500 el 29 de julio. Las ganancias netas alcanzan un máximo de 0.33 BTC a USD 50,000, pero se mantienen por encima de 0.21 BTC entre 43,200 y 53,400 dólares.

Mientras tanto, la pérdida máxima es de 0.21 BTC en cualquiera de los dos extremos si el 29 de julio el precio de Bitcoin cotiza por debajo de los USD 38,000 o por encima de los USD 70,000, lo que parece bastante improbable.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo, debe realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.