image

Michael Saylor, defensor del bitcoin y director general de MicroStrategy, ha acogido con satisfacción el voto del Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB) de Estados Unidos para revisar las normas de contabilidad de los activos digitales y las materias primas.

Según las directrices actuales del FASB -que es la fuente de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP)- las empresas deben informar de los activos digitales como BTC como “activos intangibles” en sus balances.

Esto se debe a que las criptomonedas no se ajustan a la definición acordada de “efectivo y equivalentes de efectivo, instrumentos financieros, activos financieros e inventario” entre el organismo.

Como las criptomonedas se consideran activos intangibles, las empresas están obligadas a medir los activos a su precio más bajo durante un determinado período de presentación de informes, lo que a menudo da lugar a “pérdidas por deterioro” en los balances, incluso si la empresa no ha cerrado su posición.

El FASB celebró una reunión para votar sobre la revisión de la contabilidad de las criptomonedas a primera hora de hoy, y aunque todavía no ha publicado los resultados a través de su página web, parece que Saylor estaba viendo la transmisión en directo, ya que informó de que la votación fue aprobada por 7-0 y declaró “felicidades a la comunidad de Bitcoin.”

“Esto es increíble. Un paso más cerca de facilitar que las empresas posean Bitcoin en su balance y lo contabilicen de forma convincente”, respondió el director de marketing de crecimiento de Kraken, Dan Held.

Aunque no está claro cuándo se llevará a cabo la revisión, o cuál podría ser el resultado, un cambio a una definición que se asemeje a algo parecido a los “activos financieros tradicionales” facilitaría mucho a las empresas informar con exactitud de sus tenencias en lugar de reportarlas a sus precios más bajos bajo los activos intangibles.

Por ejemplo, tanto Tesla como MicroStrategy han declarado pérdidas por deterioro de sus reservas de BTC en varios informes trimestrales durante los últimos 12 meses. Esto es a pesar de no realizar una pérdida a través de una venta y el precio de BTC a menudo indica que sus posiciones están en verde.

Cointelegraph también informó ayer de que la empresa de marketing digital y emisoras de radio Townsquare Media, con sede en Nueva York, registró una pérdida por deterioro en el primer trimestre de 400,000 dólares en sus tenencias de BTC. Esto a pesar de haber podido vender su posición por 1.2 millones de dólares de beneficio en el último día del primer trimestre, el 31 de marzo.

BTC y MSTR se hunden

Sin embargo, si MicroStrategy informara hoy, la pérdida por deterioro sería real. MicroStrategy informó del precio medio de compra de sus 129.218 participaciones en BTC en 30,700 dólares en su informe del primer trimestre publicado la semana pasada, lo que sugiere que la empresa registraría una pérdida si vendiera hoy.

Según las estimaciones de Forbes, el patrimonio neto de Saylor -que se compone en gran parte de BTC y acciones de MicroStrategy (MSTR)- ha caído de 1,600 millones de dólares en marzo a poco menos de 1,000 millones esta semana.

Los datos de Coingecko muestran que el BTC ha caído un 27.9% desde el 1 de marzo hasta situarse en 29,741 dólares en el momento de escribir este artículo, mientras que el MSTR ha caído un 63.7% hasta 168.20 dólares en ese mismo periodo de tiempo, según TradingView.

Aunque Saylor ha señalado en numerosas ocasiones que, independientemente del precio, la empresa seguirá comprando y haciendo hodl.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.