image

Una empresa de noticias independiente rusa ha recaudado más de 250,000 dólares en donaciones de criptomonedas de simpatizantes con el fin de seguir informando de noticias independientes bajo un bombardeo de propaganda y censura del gobierno ruso

Meduza, un sitio de noticias en lengua rusa con sede en Letonia que afirma informar sobre “la verdadera Rusia, hoy”, ha estado pidiendo donaciones desde abril de 2021 en forma de dólares estadounidenses, euros y criptomonedas como Bitcoin (BTC), Ether (ETH), BNB, Tether (USDT), Monero (XMR) y Zcash (ZEC).

Desde la publicación de su petición de donaciones, la empresa de noticias ha recibido alrededor de 250,000 dólares en donaciones de criptomonedas a través de 146,000 transacciones individuales. Alrededor del 93% de la cantidad total de donaciones vino en forma de 3.75 BTC con 116,954 dólares y 49.9 ETH con 117,767 dólares.

Amigos, Meduza ha rediseñado su crowdfunding después de haber sido desconectado de nuestros seguidores en Rusia. Ahora nos dirigimos a ustedes —nuestra audiencia global— para reemplazar a esos 30 mil donantes. Ayúdanos a mantener informados a los rusos y al mundo sobre la monstruosa guerra contra Ucrania.

Los problemas de dinero de Meduza comenzaron en abril de 2021, después de que el Ministerio de Justicia de Rusia la etiquetara, junto con otros medios de comunicación independientes, como “agentes extranjeros”, lo que obligó a la empresa a colocar una advertencia en letras grandes en cada uno de sus artículos en ruso para informar a los lectores de su condición de “agente extranjero”. La misma advertencia tiene que aparecer también en todos los anuncios, lo que ha provocado la pérdida de casi todos sus anunciantes. Han escrito en sus preguntas frecuentes sobre donaciones:

“Como se pueden imaginar, pocas empresas pagarán por promocionar sus productos bajo una advertencia de que el contenido fue “creado por agentes extranjeros”.

Sin embargo, el hecho de ser etiquetada como agente extranjero no impidió que los lectores de Rusia donaran a la organización, ya que la empresa estableció rápidamente una vía para que los contribuyentes aportaran donaciones reguladoras a través de sus bancos mediante el procesador de pagos Stripe y a través de criptomonedas.

Pero, en marzo, Meduza se encontró con la censura del gobierno ruso y el impacto de las sanciones occidentales. Las autoridades rusas bloquearon su sitio web por “difundir información que viola la ley”. Además, una de las principales vías para recibir donaciones de simpatizantes rusos fue bloqueada por la prohibición de la red SWIFT para los bancos rusos el 26 de febrero.

SWIFT es una red mundial de mensajería financiera utilizada por las instituciones financieras para realizar transferencias internacionales de dinero.

Meduza escribió en su sitio web de donaciones que las restricciones financieras les habían impedido recibir donaciones de sus partidarios en Rusia.

Desde el 25 de febrero, la organización de noticias y sus periodistas han estado publicando actualizaciones diarias sobre la guerra de Rusia contra Ucrania, compartiendo imágenes e historias sobre los civiles ucranianos afectados por la guerra y otros acontecimientos importantes de los que no informan los medios de comunicación rusos locales.

“Millones de personas en Rusia confían ahora en nuestra información”, escribió Meduza, señalando que sus periodistas se vieron obligados a abandonar el país:

“Desde el estallido de esta guerra, las transferencias de dinero desde Rusia a Europa son imposibles. Hemos perdido 30,000 donantes. De momento, no recibimos ningún dinero de Rusia”.

Ivan Kolpakov, redactor jefe de Meduza, declaró a Bloomberg que las donaciones ayudarán a sus 25 periodistas que han huido del país a reinstalarse en Riga (Letonia), donde se encuentra la sede de la empresa.

Meduza y sus periodistas no son las únicas víctimas involuntarias de las sanciones rusas. Los informes de los medios de comunicación a lo largo de los meses han señalado a los rusos de a pie, a los estudiantes que estudian en el extranjero, a los estudiantes internacionales en Rusia e incluso a las poblaciones civiles de naciones enteras como gravemente afectadas por las sanciones impuestas por Rusia.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo: 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.