https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvNGMwNzQyYWQtM2NkOC00NzQzLWE5Y2EtYjdlN2U0YTBkNGQ2LmpwZw==.jpg

El anterior nivel de soporte de USD 19,000 de Bitcoin (BTC) se hace más lejano tras la ganancia del 22.5% en nueve días. Sin embargo, se ha infundido poco optimismo ya que el impacto de las crisis de Three Arrows Capital (3AC), Voyager, Babel Finance y Celsius sigue siendo incierto. Además, el contagio se ha cobrado otra víctima después de que el exchange tailandés Zipmex interrumpiera los retiros de fondos el 20 de julio.

image
Precio de 1 día del par Bitcoin/USD. Fuente: TradingView

Las esperanzas de los alcistas dependen de que el soporte de los USD 23,000 se fortalezca con el paso del tiempo, pero los indicadores de los derivados muestran que los traders profesionales siguen siendo muy escépticos respecto a una recuperación continua.

Los vientos en contra macroeconómicos favorecen a los activos escasos

Algunos analistas atribuyen la fortaleza del mercado de criptomonedas a los datos del producto interior bruto de China, inferiores a los previstos, lo que hace que los inversores esperen más medidas expansivas por parte de los responsables políticos. La economía china se expandió un 0.4% en el segundo trimestre frente al año anterior, mientras el país seguía luchando con las restricciones autoimpuestas para frenar otro brote de infecciones de COVID-19, según la CNBC.

La inflación del Reino Unido, del 9.4% en junio, marcó el nivel más alto en 40 años, y para supuestamente ayudar a la población, el Ministro de Hacienda, Nadhim Zahawi, anunció un paquete de asistencia de USD 44,500 millones (37,000 millones de libras) para las familias vulnerables.

En estas circunstancias, Bitcoin invirtió su tendencia a la baja mientras los responsables políticos se esforzaban por resolver el problema aparentemente imposible de la ralentización de las economías en medio de una deuda pública cada vez mayor.

Sin embargo, el sector de las criptomonedas se enfrenta a sus propios problemas, entre los que se encuentran las incertidumbres regulatorias. Por ejemplo, el 21 de julio, la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) calificó nueve tokens de “valores de criptoactivos”, por lo que no solo caen bajo el ámbito del organismo regulador, sino que son responsables de no haberse registrado en él.

Expresamente, la SEC se refirió a Powerledger (POWR), Kromatika (KROM), DFX Finance (DFX), Amp (AMP), Rally (RLY), Rari Governance Token (RGT), DerivaDAO (DDX), LCX y XYO. El regulador presentó cargos contra un ex gerente de producto de Coinbase por “uso de información privilegiada” después de que supuestamente utilizó información no pública para beneficio personal.

En la actualidad, los inversores en Bitcoin se enfrentan a demasiada incertidumbre a pesar del aparentemente útil telón de fondo macroeconómico, que debería favorecer a los activos escasos como el BTC. Por esta razón, un análisis de los datos de los derivados es valioso para entender si los inversores están valorando las mayores probabilidades de una caída.

Los traders profesionales siguen siendo escépticos sobre la recuperación de los precios

Los traders minoristas suelen evitar los futuros trimestrales debido a su diferencia de precio con los mercados al contado. Sin embargo, son los instrumentos preferidos de los traders profesionales porque evitan la fluctuación perpetua de los tipos de financiación de los contratos.

Estos contratos a mes fijo suelen negociarse con una ligera prima respecto a los mercados al contado porque los inversores exigen más dinero para retener la liquidación. Pero esta situación no es exclusiva de los mercados de criptomonedas, por lo que los futuros deberían negociarse con una prima anualizada de entre el 4% y el 10% en mercados saludables.

image
Prima anualizada de futuros de Bitcoin a 3 meses. Fuente: Laevitas

La prima de los futuros del Bitcoin coqueteó con la zona negativa a mediados de junio, algo que se suele ver durante periodos extremadamente bajistas. La mera tasa básica del 1%, o prima anualizada, refleja la falta de voluntad de los traders profesionales para crear posiciones largas (alcistas) con apalancamiento. Los inversores siguen siendo escépticos respecto a la recuperación del precio a pesar del bajo coste de abrir una operación alcista.

También hay que analizar los mercados de opciones de Bitcoin para excluir las externalidades específicas del instrumento de futuros. Por ejemplo, la inclinación delta del 25% es una señal reveladora cuando los creadores de mercado y las mesas de arbitraje están cobrando en exceso por la protección alcista o bajista.

En los mercados bajistas, los inversores en opciones dan mayores probabilidades a una caída del precio, lo que hace que el indicador de sesgo suba por encima del 12%, mientras que ocurre lo contrario durante los mercados alcistas.

image
Opciones de Bitcoin a 30 días 25% de sesgo delta: Fuente: Laevitas

El sesgo de la delta a 30 días alcanzó un máximo del 21% el 14 de julio, cuando el Bitcoin luchaba por romper la resistencia de los USD 20,000. Cuanto más alto es el indicador, menos inclinados están los traders de opciones a ofrecer protección a la baja.

Más recientemente, el indicador se ha movido por debajo del umbral del 12%, entrando en una zona neutral, y ya no se encuentra en los niveles que reflejan una aversión extrema. En consecuencia, los mercados de opciones muestran actualmente una evaluación de riesgo equilibrada entre una carrera alcista y otra prueba de la zona de los USD 2,.000.

Algunas métricas sugieren que el fondo del ciclo de Bitcoin ha quedado atrás, pero hasta que los traders tengan una mejor visión de las perspectivas regulatorias y de la liquidez de los proveedores de servicios de criptomonedas centralizados mientras se desarrolla la crisis de Three Arrows Capital, las probabilidades de superar los USD 24,000 siguen siendo inciertas.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph. Toda inversión y movimiento comercial implica un riesgo. Debes realizar tu propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.