https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvMmUzYTJjMzktNDU4Yi00ZTllLWIyYTAtZDJlY2RiOWU4NjY0LmpwZw==.jpg
image

La industria musical ha sido una de las que más ha adoptado la integración de Web3; sus casos de uso van desde los derechos de las canciones, el streaming basado en blockchain y las nuevas formas de lanzamientos digitales. 

Géneros como el pop, el EDM y el hip hop han representado hasta ahora los tokens no fungibles (NFT) en la industria musical. Sin embargo, la música clásica, y en concreto la ópera, acaba de encontrar su entrada.

Living Opera, una comunidad de Web3 que combina la música clásica con la innovación de blockchain, está recurriendo a la tecnología emergente para darle una nueva voz al prestigioso arte y a los artistas que lo interpretan.

Soula Parassidis, CEO de Living Opera, le dijo a Cointelegraph en una entrevista que el estreno de la colección Magic Mozart NFT es una forma de introducir el innovador mundo de fintech en el tradicional de la música clásica y viceversa.

“Queríamos que fuera fácil de entender, de bajo riesgo y una forma de que la gente se sintiera cómoda.”

Parassidis explica que estos NFT rinden homenaje al concepto de “musikalisches würfelspiele”, un juego de dados para generar música al azar a partir de opciones precompuestas. Es uno de los primeros ejemplos de arte generativo y se atribuye a Mozart.

Los músicos han utilizado los NFT para obtener ingresos extra e incentivos para los fans, como el proyecto de activos digitales de USD 5.8 millones de Grimes. Para la música clásica, esto podría significar una vida completamente nueva y un paso hacia la relevancia para la próxima generación.

Una encuesta del National Endowment for the Arts descubrió que el porcentaje de adultos en Estados Unidos que asisten al menos a una ópera al año cayó de un ya bajo 3.2% en 2002 a un 2.2% en 2017.

La pandemia se agravó con el cierre de locales clásicos y teatros de ópera en todo el mundo. Uno de los principales teatros de ópera del mundo, la Ópera Metropolitana, informó que en julio de 2021 había perdido USD 25 millones en ingresos respecto al año anterior.

Christos Makridis, director de operaciones de Living Opera, le dijo a Cointelegraph que los NFT abren una nueva vía para que los artistas clásicos y los cantantes de ópera puedan eludir el proceso tradicional de propuestas de subvenciones y dotaciones.

“Los activos digitales basados en blockchain eliminan las barreras tradicionales, las propuestas, las subvenciones a los artistas, etc. para que los artistas puedan conectar directamente con los filántropos y eliminar muchos de esos gastos administrativos.”

Makridis dice que los NFT les dan a los artistas de este género acceso a una “liquidez a corto plazo” que no existía antes.

Algunos artistas clásicos han incursionado en los NFT personales, como el compositor neozelandés Matthew Thomas Soong o la compositora estadounidense poser Cristina Spinei.

En 2021, la Orquesta Sinfónica de Dallas fue una de las primeras pioneras de los NFT de música clásica. La orquesta lanzó un NFT como recaudación de fondos para los músicos afectados por la suspensión de pagos de la Ópera Met a causa de la pandemia.

La estructura tipo DAO de Living Opera abre la puerta a la microfilantropía para los artistas implicados y sus proyectos. Parassidis destacó la rareza de este tipo de innovación en una industria muy tradicional y calificó a los NFT de catalizadoras del cambio sociocultural.

“Pueden utilizarse como mecanismo para llamar la atención sobre voces, formas de arte y causas que realmente necesitan más visibilidad.”

Tanto Parassidis como Makridis afirman que esta tecnología puede ayudar a entusiasmar a los jóvenes para que se comprometan con este tipo de arte y permitirles a los aficionados a largo plazo nuevas posibilidades de compromiso.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.