https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvN2ExYTlmMzgtZGFiYy00NmI2LTlhYTQtNzEwNjg1ODg3OTQzLmpwZw==.jpg
image

Dos mineros de bitcoin le han dicho a Cointelegraph que si el proyecto de ley que prohíbe la minería proof-of-work (PoW) durante dos años en Nueva York se convierte en ley, terminaría provocando un éxodo de las empresas mineras del estado y haría poco para abordar los objetivos previstos de la moratoria.

El CEO de GEM Mining, John Warren, le dijo a Cointelegraph el miércoles que él y otros mineros ahora ven a Nueva York como un lugar poco amigable donde probablemente no querrían abrir una tienda:

“Los mineros no considerarán ir allí después de que la prohibición forme parte del debate.”

La sostenibilidad medioambiental ha sido el cleo del argumento del gobierno del estado de Nueva York contra la minería proof-of-work. El controvertido proyecto de ley de prohibición de la minería prohibiría cualquier nueva operación minera en el estado durante los próximos dos años. También denegaría la renovación de licencias a las que ya están operando en el estado a menos que utilicen energía 100% renovable.

GEM Mining comentó recientemente que el proyecto de ley no solo no alcanzará el objetivo previsto, sino que también desalentará a los nuevos mineros basados en las energías renovables a hacer negocios en el estado. Warren le dijo a Cointelegraph que su operación ya es 97% neutral en carbono.

GEM Mining es una operación de minería de bitcoin (BTC) con sede en Carolina del Sur que contribuye con 1.92 Exahash por segundo (EH/s) de potencia de hashing a la red de Bitcoin a partir de mayo. 

Del mismo modo, el CEO de la empresa minera de activos digitales White Rock Management, con sede en Suecia, Andy Long, también considera que la minería de bitcoin “se está moviendo en la dirección correcta hacia el uso de energía libre de fósiles”, como declaró en comentarios por correo electrónico a Cointelegraph.

La compañía presume de depender al 100% de la energía hidroeléctrica para su aportación de energía de hashing de 712 Petahash por segundo (PH/s).

Long se hizo eco de la idea de que la prohibición de la minería PoW “no tendría el efecto deseado y envía el mensaje equivocado:”

“Queremos que más estados y gobiernos locales fomenten la inversión en lugar de ahogar el crecimiento con regulaciones prescriptivas que probablemente serían el extremo fino de la cuña.”

Aproximadamente el 10% de la potencia de hashing de Estados Unidos procede de Nueva York, según el Índice de Consumo Eléctrico de Bitcoin de Cambridge (CBECI). Esto lo convierte en el cuarto mayor productor del país. En abril, los mineros indicaron en una encuesta con el Consejo de Minería de Bitcoin que alrededor del 58% de la energía utilizada para la minería procede de fuentes sostenibles.

Como va Nueva York, va California

El proyecto de ley, en caso de que entre en vigor, podría suponer una salida de las empresas mineras de Nueva York hacia otros estados, al igual que los mineros salieron de China con rapidez tras su prohibición de la minería el año pasado.

Sin embargo, Warren cree que las aportaciones de otros estados seguirán creciendo tanto si la moratoria entra en vigor como si no, y añade que probablemente no provocaría un efecto dominó de otras prohibiciones, salvo que “como va Nueva York, va Cali”.

Añadió que incluso si la gobernadora Hochul convierte la moratoria en ley, “el poder de hashing de Nueva York bajaría de todos modos a medida que Kentucky, Carolina del Norte, Texas y otros estados añadan nuevos incentivos para los mineros:”

“Lo que se está viendo en todo el país es un apoyo bipartidista a la minería y a los puestos de trabajo que proporcionan. También añaden estabilidad a la red eléctrica.”

Enfrentarse a la competencia

Nueva York ya está perdiendo su competencia con estados como Kentucky y Georgia para los mineros. Georgia es el primer estado de Estados Unidos en cuanto a potencia de hashing. Fortune informó en febrero de que los mineros podrían estar acudiendo allí por el coste inferior a la media de la electricidad y la oportunidad de compensar sus emisiones con créditos renovables. Georgia produce el 35.6% de su electricidad a partir de fuentes nucleares y renovables.

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, firmó el pasado mes de marzo una ley de incentivos fiscales para los mineros de bitcoin que se instalen y ayuden a apoyar la incipiente infraestructura de energías renovables del estado. Kentucky ha superado la potencia de hashing de Nueva York en el tercer puesto de la unión, pero solo produce el 6.6% de su electricidad a partir de fuentes renovables.

El controvertido proyecto de ley de minería se encuentra actualmente en la mesa de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, que aún no se ha comprometido públicamente a firmar el proyecto. En cambio, ha señalado que su equipo estudiará “muy de cerca” la propuesta en los próximos meses.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.