https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMTEvODA2NjgzZDUtOTQ1MS00OGUyLTk0NGQtMTZlNmI3NTE3Y2U4LmpwZw==.jpg
image

Dos miembros demócratas del Senado de los Estados Unidos han pedido al Departamento de Justicia que investigue la quiebra de FTX y que posiblemente procese a las personas implicadas en las infracciones.

En una carta del 23 de noviembre al Fiscal General de los Estados Unidos, Merrick Garland, y al Fiscal General Adjunto, Kenneth Polite, los senadores Elizabeth Warren y Sheldon Whitehouse solicitaron al Departamento de Justicia que iniciara una investigación sobre la caída de FTX con el “máximo escrutinio”. Los legisladores citaron el impacto que el colapso de una firma importante en el espacio de las criptomonedas había tenido en las empresas relacionadas -las compañías de préstamos, incluyendo Genesis y BlockFi , que detuvieron el comercio- y los fondos que los inversores minoristas de FTX podrían no recuperar.

Los senadores señalaron específicamente al ex CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, por su papel en la controversia, incluyendo su tuit borrado en el que afirmaba que los fondos estaban “a salvo” en el exchange y sus intentos de restar importancia a los problemas de liquidez de la empresa. Warren y Whitehouse se hicieron eco de las caracterizaciones de la gestión de FTX en el procedimiento de quiebra de la empresa, que se referían a Bankman-Fried y otros como “inexpertos y poco sofisticados”.

“La caída de FTX no fue simplemente el resultado de prácticas empresariales y de gestión descuidadas, sino que parece haber sido causada por tácticas intencionadas y fraudulentas empleadas por el Sr. Bankman-Fried y otros ejecutivos de FTX para enriquecerse”, decía la carta. “Instamos al Departamento a que se centre en estas ‘víctimas mortales’ mientras investiga y, si lo considera necesario, procese a los individuos responsables de su daño”.

No está claro si el Departamento de Justicia tiene intención de iniciar una investigación sobre FTX, pero los reguladores financieros y los legisladores de todo el mundo han tomado medidas tras el colapso del exchange. En las Bahamas -donde Bankman-Fried y muchos de los ejecutivos de FTX tenían su sede al momento de la publicación- los investigadores financieros y los reguladores de valores de las Bahamas habrían investigado una posible conducta delictiva. La Agencia de Investigación de Delitos Financieros de Turquía también anunció el 14 de noviembre que había iniciado una investigación sobre personas y entidades asociadas a FTX.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.