image

Junto a los temores de extralimitación gubernamental que suscita el ambicioso proyecto de euro digital de la Unión Europea, la principal preocupación del público es el marco de privacidad de la futura moneda. Parece que esta preocupación podría no ser exagerada después de todo, ya que la última presentación del Banco Central Europeo (BCE) insinúa que el anonimato del usuario no es una opción de diseño deseable.

El martes, el asesor de empresas de criptomonedas y denunciante de la regulación europea de activos digitales, Patrick Hansen, llamó la atención del público sobre la presentación del BCE titulada “Opciones de privacidad del euro digital”. El documento es relativamente corto y contiene nueve diapositivas que exponen las posibles opciones para la privacidad del usuario en la Moneda Digital del Banco Central (CBDC) de la UE, también conocida como el euro digital.

Reconociendo la preocupación pública por la privacidad de la CBDC, la presentación hace hincapié en la necesidad de evaluar la cuestión “en el contexto de otros objetivos políticos de la UE, especialmente la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo (AML/CFT)”.

Lo que esta verborrea burocrática significa en la práctica es que el escenario básico de privacidad para el proyecto del euro digital es que todos los datos de las transacciones sean transparentes para intermediarios como los bancos. Sin embargo, la opción de proporcionar un mayor grado de privacidad para las transacciones de bajo valor sigue sobre la mesa y “podría ser investigada con los colegisladores”.

Sin embargo, el ánimo general del documento puede expresarse en una sola cita de la diapositiva cuatro, que dice “El anonimato del usuario no es una característica deseable”. En este punto, concluye Hansen, no está claro en qué se diferenciaría exactamente el euro digital de la actual infraestructura basada en fiat para los pagos digitales.

La sección de comentarios del público sobre el euro digital contiene más de 13,000 respuestas al cierre de esta edición, la mayoría críticas hacia el proyecto CBDC. Mientras tanto, el BCE y el Eurosistema iniciaron a finales de abril un prototipo experimental de la interfaz de cliente del euro digital.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.