https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvZjM4NzUwOGItNmQ3OS00Yjk4LWIxNzktMmE0ZDJmZjVhOWQxLmpwZw==.jpg

Ethereum está a unas pocas semanas de pasar oficialmente a un consenso de minería proof-of-stake (PoS) desde su actual modelo proof-of-work (PoW). La transición, denominada oficialmente Merge, está prevista para el 15 de septiembre, pero en el período previo a la gran actualización, la centralización de los nodos de la red se ha convertido en un tema muy debatido.

Como informó Cointelegraph la semana pasada, la mayoría de los 4,653 nodos activos de Ethereum se ejecutan a través de proveedores web centralizados como Amazon Web Services (AWS), lo que los expertos creen que podría exponer la blockchain Ethereum al punto central de fallo posterior a la “fusión”.

image
Distribución de nodos Ethereum de proveedores de servicios web. Fuente: Ethernodes

La misma preocupación fue expuesta por Maggie Love, cofundadora de la empresa de infraestructura Web 3.0, W3BCloud. Afirmó que la centralización de nodos en la red PoS de Ethereum podría convertirse en una gran preocupación en la que nadie parece estar prestando atención.

El desarrollador principal de Ethereum, Péter Szilágyi, se refirió a las crecientes preocupaciones sobre la centralización y afirmó que han estado tratando de podar la base de datos desde la Devcon IV. La poda se refiere a la reducción del tamaño de la red blockchain hasta un punto en el que los desarrolladores puedan crear un registro fiable con un tamaño determinado.

Szilágyi añadió que la idea recibió duras críticas en su momento y que la actual centralización de los nodos es un resultado directo de ello. Explicó que el estado de Ethereum debe tener un tamaño constante para que la gente pueda correr sus propios nodos.

El estado de Ethereum se refiere a una gran estructura de datos que contiene no sólo todas las transacciones y saldos de billeteras, sino el estado de la máquina, que puede cambiar de un bloque a otro según un conjunto de reglas predefinidas. Szilágyi explicó:

“El estado de Ethereum tiene que tener un tamaño ‘constante’. De esta manera puede funcionar para siempre. La constante puede ser empujada hacia arriba como el límite de gas de bloque si es necesario, pero no debe crecer sin límites. Hasta que no se resuelva eso, no hay luz al final del túnel”.

Señaló que varias partes están realizando esfuerzos activos para resolver el problema, pero que, mientras tanto, no se debe culpar al público común por “no querer mantener una ‘infraestructura’ cada vez mayor para el funcionamiento de un nodo”.

En la actualidad, el coste de correr de un nodo individual es muy alto, algo que la empresa de análisis de criptomonedas Mesari señaló en un informe. Debido a estos costes de infraestructura, se suele recurrir a proveedores de servicios de infraestructura en la nube, como AWS. Sin embargo, la elevada centralización podría resultar una vulnerabilidad a largo plazo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.