https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvMDMzNDI3NTItYzAxZi00NzA1LTk3ODAtYjQ4YTA1Y2YzNTk5LmpwZw==.jpg

El economista Benjamin Graham, conocido por algunos como el padre de la inversión en valor, comparó una vez el mercado con una máquina de votar a corto plazo y con una máquina de pesar a largo plazo. Aunque es probable que Graham se hubiera mostrado escéptico, en el mejor de los casos, sobre las criptomonedas y su volatilidad incorporada si hubiera vivido para verlas, su teoría económica se aplica a ciertos aspectos de las mismas.

Desde la aparición de las altcoins, el espacio blockchain ha funcionado casi exclusivamente como una “máquina de votación”. Muchos proyectos, en general, han sido financieramente infructuosos e incluso perjudiciales para los inversores y el espacio en general. Por el contrario, han convertido a las criptomonedas en un concurso de popularidad de los “memelords”, y su éxito en ese frente no puede ser subestimado. A veces esa competencia se basa en quién promete el mejor caso de uso futuro, pero si ese futuro llega realmente es otra cuestión. A menudo se basa en quién se comercializa mejor, a través de infografías de aspecto sofisticado o de ridículos nombres para los tokens y una serie de memes “raros” asociados. Sea como sea, el éxito de la mayoría de los proyectos se basa en la especulación y poco más. Esto es a lo que Graham se refería como esa “máquina de votación”.

Entonces, ¿qué es lo que falla aquí? Muchas personas previsoras han hecho dinero que les ha cambiado la vida mientras jugaban, y la constante charla sobre la financiación y la construcción de tecnología descentralizada que podría cambiar el mundo es la norma, por lo que parece que el espacio podría ser un entorno ideal para los fundadores y desarrolladores, ¿verdad? No es así. Estos éxitos han llegado a menudo a costa de novatos inversores poco sofisticados y desesperadamente equivocados. Además, la mayor parte de ese valor acaba en manos de los omnipresentes comerciantes de “vaporware”, que propagan poco más que valor equivocado y promesas incumplidas. Entonces, ¿dónde está la máquina de pesar de Graham, y cuándo empezará a aplicar su fuerza? Pues ahora mismo.

La crisis de las criptomonedas frente a la burbuja de las puntocom

La burbuja puntocom es un precedente histórico ideal para nuestros propósitos. Los dos espacios comparten la exuberancia de meter con calzador la tecnología en desarrollo en problemas que no existen, el acceso excesivo al capital, las promesas ambiciosas sin tecnología sólida que las respalde y, por último, una gran incomprensión de lo que es todo esto por parte del inversor (véanse las reclamaciones de dominio de pets.com, radio.com, broadcast.com, etc.).

image

¿Por qué esas empresas llegaron a ganar el favor de los inversores? Simplemente porque tenían nombres obvios. Si la mayor parte de los inversores no entienden lo que están comprando pero quieren unirse a la fiesta, ¿por qué no elegir un nombre directo?

Además, las cifras son increíblemente similares. Pongamos esto en perspectiva:

  • En el año 2000, el sector de las puntocom alcanzó un máximo de 2.95 billones de dólares. Teniendo en cuenta la inflación, serían 4.95 billones de dólares al momento de redactar este escrito.
  • Luego se desplomó hasta un mínimo de 1.195 billones de dólares. Teniendo en cuenta la inflación, serían 3.27 billones de dólares al momento de escribir esto.
  • La capitalización total del mercado de criptomonedas alcanzó los 2.8 billones de dólares. Teniendo en cuenta la inflación, serían 1.67 billones de dólares en el año 2000.
  • Ahora está en un mínimo de 1.23 billones de dólares. Teniendo en cuenta la inflación, serían 0.073 billones de dólares en el año 2000.
  • El delta entre el pico de la burbuja de las puntocom es del 59.5% desde el máximo al mínimo.
  •  El delta entre el pico de la actual burbuja de las criptomonedas es del 56% entre el máximo y el mínimo.

La inflación sesgará ligeramente estos datos, pero tómate un momento para considerar que solo Apple tiene una capitalización de mercado de 2.45 billones de dólares al momento de escribir este artículo. Una sola acción del sector tecnológico tiene la misma capitalización de mercado que todas las criptomonedas y la mitad del sector de las puntocom cuando se ajusta a la inflación.

image

La velocidad engendra volatilidad

Por muy sombrío que parezca este descenso, no es una tragedia. Imagínate que supieras que el sector tecnológico había tocado fondo en 2003, por ejemplo. La gente estaba convencida de que el sector tecnológico estaba en las últimas. Sin duda, las cifras anteriores podrían (y deberían) tomarse como ejemplo, y uno podría recordar que la historia no siempre se repite exactamente, sino que rima. Desde que entré en el espacio blockchain en 2016, he visto que se mueve más rápido que casi cualquier otro sector financiero. La paciencia necesaria para esperar una caída de las criptomonedas requiere mucha menos fortaleza que el período de espera entre 2003 y 2010.

En los últimos meses, las criptomonedas han sacado la pajita más corta de las fuerzas macroeconómicas y ha experimentado simultáneamente otro “evento de cisne negro” como Mt. Gox, el criptoinvierno de 2017-2018la caída de 2020. Esta vez, ha sido la caída de Terra.

[embedded content]

Cada uno de estos eventos significó la perdición, la ruina, la peste y la muerte para el inversor promedio; sin embargo, de alguna manera, los desarrolladores continuaron desarrollando, los mineros y los operadores de nodos continuaron operando, y el dinero inteligente continuó comprando. (Fondos como a16z, StarkWareLayerZero recaudaron unos 15,000 millones de dólares en conjunto hace poco). ¿Por qué? Las decisiones emocionales que influyen en un grupo no necesariamente influyen en todos los demás. Uno de estos conjuntos de datos está sujeto a ella, mientras que el otro la ha conquistado. Se trata de individuos y entidades que no se sienten mal por haberte vencido. No se sienten mal por hacerte perder dinero. No sienten nada hasta que se han dado cuenta de una pérdida, y punto. En otras palabras, la emoción debe eliminarse intrínsecamente de la ecuación con respecto a la toma de decisiones.

Relacionado: El manifiesto del desacoplamiento: Trazando la siguiente fase del viaje de las criptomonedas

Cómo te afecta la saga de Terra, y lo que viene después

Lo más probable es que la caída de Terra siga causando estragos en tu portafolios y en tu tranquilidad. Mientras tanto, los siempre presentes inversores estoicos levantan su fea cabeza, habiendo vendido la mayor parte hace apenas unas semanas y dejándote caer en una pérdida del 70%. Pero que no cunda el pánico. Mira la historia de Internet, y considera esto en su lugar. Es difícil decir con exactitud en qué punto del ciclo de adopción del mercado de las criptomonedas nos encontramos y a qué distancia estamos de cuando realmente se recorta lo innecesario. Sin embargo, parece que estamos muy cerca, y las cosas se están moviendo mucho más rápido de lo que lo hizo el sector de las puntocom.

image

Todo esto crea un marco razonablemente sencillo para algunas estrategias inteligentes de inversión a largo plazo, especialmente si se presta atención a la forma en que cada vez más usuarios medios adoptan la Web3. Si la banda ancha fue el incidente incitador que condujo al crecimiento masivo de usuarios, yo diría que un monedero Web3 fácil de usar que no requiera ninguna configuración para interactuar con numerosas blockchains será el incidente análogo de las criptomonedas. Curiosamente, Robinhood anunció recientemente que lanzaría un monedero Web3 fácil de usar muy pronto. Una vez que aparezca una solución como esa que permita la interacción con Web3 con sólo unos pocos clics, las compuertas se abrirán por completo.

A partir de ahí, es cuestión de determinar cuáles serán las acciones de rentabilidad segura que se sitúan en las 20-30 primeras capitalizaciones de mercado de las criptomonedas, y luego comprar y simplemente tener paciencia. El problema es que no hay garantías, salvo en retrospectiva, y cuanto más se acerque un mercado al punto de maduración, menor será el recorrido al alza disponible para el inversor. Lo más prudente es tomarse su tiempo y abordar la inversión en un espacio nuevo como este con una estrategia clara y definida.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Toda inversión y trading implica un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son únicamente del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Axel Nussbaumer es el vicepresidente de gestión de activos digitales en Blockmetrix, una empresa de minería de Bitcoin con sede en Dallas. Antes de convertirse en empresario en 2015, estudió negocios en la Southern Methodist University y trabajó para un fondo de capital privado con sede en Texas. En 2016, cambió su enfoque hacia la tecnología blockchain. Su temprano interés y participación en el espacio han llevado a múltiples inversiones exitosas y a una gran experiencia y conocimiento, que ha impartido en publicaciones como Nasdaq y Forbes.

Sigue leyendo:  

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.