https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvOWU1MjQzZWMtMDNhNi00ZWRiLThhNTItMDU3ZjU1NGNjZWZjLmpwZw==.jpg
image

En sus esfuerzos por luchar contra los riesgos de lavado de dinero y las posibles maniobras de las élites rusas para evadir las sanciones financieras, la nación de Lituania, de 2.8 millones de habitantes, está planeando reforzar su escrutinio sobre las criptomonedas.

Tal y como anunció el Ministerio de Finanzas local el miércoles 8 de junio, varios ministerios del gobierno lituano aprobaron modificaciones legales para las normas contra el blanqueo de capitales (AML) y financiación del terrorismo en el sector de las criptomonedas. Las enmiendas a la ley actual -en caso de ser aprobadas posteriormente por el Seimas, el órgano legislativo de Lituania- haría que las directrices fuesen más estrictas en lo que respecta a la identificación de usuarios y prohibirían las cuentas anónimas.

La nueva normativa también endurecerá las exigencias para los operadores de exchanges: a partir del 1 de enero de 2023, estarán obligados a registrarse como entidad corporativa con un capital nominal no inferior a USD 125,000. Los altos ejecutivos de estas empresas tendrán que ser residentes permanentes en Lituania.

El anuncio justifica el endurecimiento de la normativa por el acelerado crecimiento del sector de las criptomonedas y los riesgos geopolíticos específicos:

“Una regulación más matizada de los proveedores de servicios de criptomonedas también es importante teniendo en cuenta las tendencias regulatorias internacionales y la situación geopolítica en la región cuando muchos países occidentales imponen sanciones financieras y de otro tipo a la Federación Rusa y Bielorrusia”.

En su comentario oficial, la Ministra de Finanzas, Gintarė Skaistė, explicó, que los pasos a nivel nacional se toman de acuerdo con la próxima normativa paneuropea. El anuncio subraya el rápido ascenso de las criptomonedas en el país tras un endurecimiento normativo en la vecina Estonia: en 2020 solo hubo 8 nuevas empresas de criptomonedas, mientras que en 2021 aparecieron 188 nuevas entidades.

Estonia anunció su actualización de la ley AML en septiembre de 2021. La ley actualizada prohibía efectivamente las billeteras de software no custodiadas, así como los productos financieros descentralizados. En abril de 2022, el Parlamento Europeo aprobó un paquete de regulación de la lucha contra el blanqueo de capitales, que podría imponer severos requisitos de divulgación a las transacciones entre carteras no custodiadas y criptointercambios en la Unión Europea.

El Ministerio de Finanzas de Lituania no respondió inmediatamente a la petición de Cointelegraph de hacer comentarios.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.