image

No es una novedad que los mercados argentinos tienen una fuerte presencia de criptoactivos. Particularmente, los usuarios de este país optan por adquirir stablecoins ya que su contexto de alta inflación y restricciones para la compra de moneda extranjera hace que las monedas con valor fijo en el dólar estadounidense sean una nueva posibilidad de inversión y ahorro.

Es en este contexto que la empresa Num Finance, que comenzó a operar en Argentina a finales del año pasado, tiene como objetivo “crear criptomonedas estables que sigan el valor de monedas de países emergentes”, según sus propias palabras, generando stablecoins para cada segmento. A esto se suma una propuesta de la empresa enfocada en servicios DeFi, que interactúan con los tokens de la compañía.

Estas criptomonedas estables son emitidas de manera centralizada desde dentro de la empresa y puestas en circulación de manera unilateral desde Num Finance. El acto de emisión consiste en realizar la acción de “mint” en el contrato inteligente del token correspondiente. A diferencia de otras stablecoins, estas monedas estarán colateralizadas de manera híbrida: podrán ser puestas en circulación con respaldo de otras criptomonedas y con respaldo de dinero fiduciario. Estos tokens operan sobre las blockchains de Ethereum y Binance Smart Chain.

La idea es que se puedan realizar operaciones con valores equivalentes a los locales de cada moneda pero de manera nativa en la blockchain.

Una de las formas más comunes de operación, tanto de este tipo de criptoactivos como de otros, es la compraventa en P2P o Peer to Peer. “Estas operaciones crecieron mucho durante el 2021. Lógicamente, hubo un aumento de estas operaciones por el crecimiento global que tuvieron las criptomonedas en el año a nivel mundial y especialmente en la Argentina. Esto potenció los diferentes grupos de intercambio persona a persona. Es importante notar que, en una red, cuando, por ejemplo, se duplica la cantidad de miembros, las conexiones posibles crecen mucho más que el doble ya que cada nuevo miembro genera una nueva posible conexión con todas las personas del grupo”, expresó en este sentido Santiago Migone, COO de Num Finance.

Al utilizar este tipo de métodos se encuentran algunas ventajas respecto a las operaciones a través de un exchange u otros servicios de terceros. “La compraventa P2P, al no utilizar un intermediario, genera spreads más chicos, es decir, mejores precios de compra y de venta para los que operan allí. Sin duda ese es el principal beneficio. Está claro que muchas veces estas operaciones se realizan en plataformas que pueden cobrar comisiones, pero incluso en estos casos pueden obtenerse mejores precios. La contracara de este beneficio, son los riesgos de no siempre contar con una contraparte segura, aunque en general son pocos los casos de fraude”. Expresó Migone.

Las compraventas peer-to-peer tienen la ventaja de permitir acceder al mercado de criptomonedas de persona a persona, sin intervención de ningún tipo en el precio o la cantidad de venta en la transacción. Estas plataformas ofrecen, además, cierta flexibilidad que no siempre está presente en los exchanges. Es posible pagar con diferentes métodos, desde transferencia bancaria hasta dólares por PayPal. Por otro lado, algunos usuarios que buscan priorizar su anonimidad también optan por estas plataformas ya que no suelen necesitar de información personal como sí lo hace un exchange. Sin embargo, recuerda Migone, algunas de estas plataformas siguen siendo corporaciones. “Las plataformas suelen ser empresas. Estas empresas muchas veces realizan inversiones importantes en tecnología, comunicación, o diseño para tener un buen producto para el cliente y lógicamente para generar ganancias. A su vez, las empresas tienen responsabilidad por lo que ocurre en su plataforma y es razonable que para su protección y la de los usuarios pidan información”, argumentó Migone. “Pedir información de KYC es un gran dilema en cripto, no necesariamente es malo pero está claro que a muchos usuarios no les gusta. Lo importante es que ambas opciones están disponibles para que los usuarios tengan la libertad de elegir”, acotó.

Bajo estos diferenciales, los usuarios que estén interesados en operar sobre estas plataformas deben tener algunas cosas en cuenta. “Para una primera operación P2P, suponiendo que es una persona que está comprando criptomonedas, recomendaría probar con un monto chico, no preocuparse mucho por el precio, utilizar alguna contraparte que tenga algún tipo de validación. A su vez, es importante que el usuario nuevo entienda a dónde va a recibir esas criptomonedas, si se trata de una wallet o de un exchange y por qué red se va a procesar la transacción”, reflexionó Migone.

Te puede interesar:

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión”

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.