https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvYTE0MzNmOGEtYTY4Yi00OWFlLThmYWUtODFhMDIxY2M2YTlhLmpwZw==.jpg
image

Encontrar el amor de verdad empieza con Bitcoin (BTC). Eso es lo que dicen los fundadores del servicio de citas Bitcoiner The Orange Pill App y LoveisBitcoin. Estos servicios se unen a la creciente lista de formas en las que los entusiastas de bitcoin pueden conocerse, chatear y ahora enamorarse “IRL” (en la vida real).

Pero primero, ¿por qué la gente que ama bitcoin necesita conectarse con otros que ya han sido “ilustrados”? Para George Saoulidis, cofundador de LoveisBitcoin, los bitcoiners necesitan un servicio de citas porque el dinero marca nuestras vidas más de lo que creemos:

“Los problemas pueden surgir, y de hecho lo hacen, si las preferencias de tiempo divergen mucho. Parte del proceso de “ilustración” te hace ver a través del marketing y la propaganda para distinguir lo que es verdaderamente valioso: las experiencias, la familia, las amistades”.

Parte del espíritu de bitcoin es tener una menor preferencia temporal y no sucumbir a la gratificación instantánea. Saoulidis explica que, personalmente, no podría estar con un cónyuge que se aferre a los “hábitos de gasto fiduciario”, ya que choca con los valores centrales de la cultura de bitcoin: pensar a largo plazo y priorizar el ahorro sobre el gasto.

Bitcoin es el lenguaje universal del amor.

Para Matteo Pellegrini, fundador de la aplicación Orange Pill, cuando se mudó a un nuevo barrio en Santa Mónica, quiso juntarse con los bitcoiners. Sin embargo, le costó conocer a gente que compartiera su pasión por el invento de Satoshi Nakamoto.

Condujo por California y, en algunos casos, incluso llamó a la puerta de la gente para preguntar si les gustaba bitcoin. Se le prendió el foco cuando pensó: “¿Por qué estoy haciendo esto? Debería haber una aplicación para esto”. Así nació la aplicación Orange Pill. Utilizando la geolocalización, la aplicación permite a los bitcoiners conectar con otras personas cercanas. Al igual que Tinder, puede utilizarse para conectarse, pero también para entablar amistad, ponerse al día después de una conferencia o incluso para encontrar trabajo.

¿Tinder? No, nos conocimos en una operación de bitcoin peer-to-peer

Pellegrini explicó que es solo cuestión de tiempo antes de que la mayor parte del mundo se decante por las criptomonedas, entonces, ¿por qué no comenzar a conocer a esas personas al borde del cambio ahora?

“Instintivamente, la mayoría de la gente sabe que el dinero está roto. Nunca he conocido a nadie que diga, amo el sistema; Me encanta el dinero fiat. ¿Dónde puedo conseguir una píldora fiduciaria?

Cuando se trata de citas, bromeó con Cointelegraph diciendo que el mayor rechazo en las citas es “decir que Bitcoin es una estafa”. Además, Pellegrini explica que el Bitcoin tiene una interesante y subestimada ventaja cultural. Si a ambos les gusta el bitcoin, sus valores están alineados; pueden saltarse las formalidades y conocerse rápidamente. Knut Svanholm, autor de Bitcoin, comentó el fenómeno en su último libro, titulado Bitcoin: Everything divided by 21 million:

“Conectarse con otros Bitcoiners es una gran experiencia. […] Puedes saltarte la farsa social de hablar sobre el clima. Este viaje a través de la hiperbitcoinización en el que todos estamos es realmente extraordinario”.

Sin embargo, puede existir el riesgo de “doxing”, el proceso potencialmente dañino de revelar públicamente la información privada y personal de alguien al encontrarse en la vida real. Muchos Bitcoiners nunca revelan su rostro y utilizan cuentas anónimas en Twitter y las redes sociales. Los malos actores podrían utilizar los servicios de redes de Bitcoin para averiguar quiénes son y realizar un ataque de robo barato para intentar acceder a su Bitcoin.

Para la aplicación de la Orange Pill, han introducido un muro de pago para “filtrar el ruido” y garantizar que no se abuse de la aplicación. En LoveisBitcoin, la seguridad es primordial. Dado que la divulgación pública de la posesión de Bitcoin podría ser arriesgada, Saoulidis ha evitado por completo compartir los datos de localización. El objetivo es construir una comunidad de bitcoiners para el futuro:

“En cambio, estoy tratando de construir una comunidad que comparta excelentes ejemplos de personas, constructores, agricultores, inventores, hombres de familia, mujeres, maestros, educadores de bitcoin, lo que sea”.

En el camino, el plan es compartir memes y “buenos ejemplos de humanidad”, a medida que el mundo se acerca lentamente a Bitcoin. Para la aplicación Orange Pill, la larga hoja de ruta de desarrollo cubre el amor, los eventos y, finalmente, el empleo.

Cuando se le preguntó si podría surgir un servicio de red para otra criptomoneda, Pellegrini respondió, inexpresivo:  “Lo dudo. Dudo que haya uno para Dogecoin. ¿Refugio, tal vez?”. No obstante, la colección NFT del Bored Ape Yacht Club ha organizado eventos privados de networking y encuentros en todo Estados Unidos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.