image

A pesar de contar con el respaldo público de los respectivos alcaldes de ambas ciudades, MiamiCoin (MIA) y NewYorkCityCoin (NYC) se han desplomado un 90% y un 80% desde sus máximos históricos.

Según datos de CoinGecko, el precio de MIA ha caído un 92% desde su máximo histórico de USD 0.055 el 20 de septiembre para situarse en USD 0.004 en el momento de escribir este artículo. Por su parte, el valor de NYC ha caído un 80% desde su máximo del 3 de marzo de USD 0.006 para negociarse a USD 0.0014.

Dado que los inversores han registrado pérdidas de muchos otros criptoactivos en los últimos tiempos, la demanda de las monedas MIA y NYC se ha agotado casi por completo.

El volumen de operaciones para el dúo en las últimas 24 horas ha sumado apenas USD 70,190 y USD 45,663, respectivamente. En comparación, cuando MIA y NYC estaban en niveles de máximo histórico, generaron volúmenes de USD 1.6 millones y USD 260,000 cada uno.

El alcalde de Miami, Frances Suárez, ha hablado de los posibles casos de uso de MIA en múltiples ocasiones y, más recientemente, en febrero, anunció que el gobierno local había destinado USD 5.25 millones de su monedero de reserva para apoyar un programa de ayuda al alquiler.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, le dio la bienvenida a NYC con los brazos abiertos en noviembre, tras afirmar que “¡nos alegramos de darles la bienvenida al hogar global de Web3! Contamos con la tecnología y la innovación para ayudar a impulsar nuestra ciudad”.

Los activos fueron desarrollados por el proyecto CityCoins, un protocolo basado en la cadena de bloques de Stacks que pretende ofrecer vías de recaudación de fondos en criptomonedas a gobiernos locales como Miami y la ciudad de Nueva York, sus dos y únicos socios hasta ahora.

A pesar de las posibles áreas grises de regulación, un incentivo clave es que los contratos inteligentes de CityCoins asignan automáticamente el 30% de todas las recompensas de minería a un monedero de reserva custodiado para la ciudad asociada, mientras que los mineros reciben el 70% restante.

En enero de este año, el valor de los monederos de reserva de Miami y Nueva York había alcanzado unos USD 24.7 y USD 30.8 millones, respectivamente, según el líder de la comunidad de CityCoins, André Serrano, lo que sugiere que había habido una demanda relativamente fuerte de la comunidad para minar el activo en ese momento.

Sin embargo, aunque los gobiernos se han beneficiado de las asociaciones, el lado de los usuarios/inversores parece compartir las recompensas de la minería, y un supuesto rendimiento del 9% anual de BTC por “guardar” (esencialmente hacer staking) los activos en la blockchain de Stacks no es lo suficientemente atractivo como para impulsar una fuerte demanda.

Michael Bloomberg, un investigador de tecnología urbana en Cornell Tech, sugirió recientemente a Quartz que las monedas podrían incluso volverse inútiles para las ciudades si no se añade una utilidad extra para captar el apetito de los inversores:

“La gente dejará de minar la moneda si no puede ganar dinero con ella, y la única forma de ganar dinero con ella es convenciendo a más tontos para que participen.”

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo, por lo que usted debe realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.