https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvMmNjYmJhYjctNTM3NC00OTBjLWI1YjktODZkMjY5MWM0NzcyLmpwZw==.jpg
image

El prestamista de criptomonedas centralizado en quiebra, Voyager Digital, presentó una notificación el martes ante el Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York informando al tribunal de su intención de celebrar una subasta de sus activos restantes. Se propone que la subasta tenga lugar el 13 de septiembre en la oficina de Manhattan del banquero de inversiones de Digital Voyager, Moelis & Company, con una audiencia para aprobar los resultados el 29 de septiembre. Ya se han presentado ofertas por los activos del prestamista.

La subasta estaba prevista inicialmente para el 29 de agosto. Para que se celebre una subasta, varias partes deben mostrar interés en la adquisición de los activos de Voyager Digital. El 22 de julio, FTX hizo una oferta para comprar todos los activos de Voyager Digital y los préstamos de activos digitales, con la excepción de los préstamos a Three Arrows Capital (3AC). Esa oferta fue tachada de “bola baja” por el prestamista y rechazada a los pocos días.

Voyager suspendió el comercio, los depósitos, los retiros y las recompensas de lealtad el 1 de julio y anunció el 5 de julio que iba a entrar en el Capítulo 11 de reorganización, una forma de bancarrota, con más de mil millones de dólares en deudas. La compañía dijo que los clientes con criptomonedas en sus cuentas recibirían “una combinación de las criptomonedas en su(s) cuenta(s), los ingresos de la recuperación de 3AC, acciones comunes en la nueva empresa reorganizada y tokens Voyager”.

La quiebra de Voyager Digital se produjo días después de que la empresa emitiera un aviso de impago y estuviera explorando recursos legales contra Three Arrows Capital, que le debía 15,250 Bitcoin (BTC) y 350 millones de USD Coin (USDC). Voyager Digital aseguró entonces a sus clientes que seguiría atendiendo sus cuentas. También contrató a Moelis en ese momento.

En agosto, el tribunal permitió a Voyager Digital pagar a los empleados “clave” -los que la empresa dijo que eran cruciales para seguir operando- bonificaciones por un total de USD 1.9 millones, a pesar de las objeciones de los inversores. En el momento de escribir este artículo, el token Voyager se vendía a USD 1.07, con una subida del 38.92% en 24 horas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.