A principios de esta semana surgieron indicios de una constante recuperación del precio de bitcoin (BTC), ya que los inversores se alejaron del dólar estadounidense por unos datos económicos más débiles de lo esperado.

En detalle, la caída de bitcoin la semana pasada por debajo de los USD 33,000 se encontró con un saludable sentimiento de compra que impulsó su cotización por token hasta los USD 39,300 el 1 de febrero. A partir del jueves, el precio de BTC cayó por debajo de los USD 37,000, pero seguía subiendo un 13% desde su mínimo local.

Mientras tanto, el índice del dólar estadounidense (DXY), que mide la fortaleza del billete verde frente a una cesta de las principales monedas extranjeras, subió a 97.441 el viernes pasado, registrando su mejor nivel desde julio de 2020. Sin embargo, el índice corrigió casi un 1.50% hasta superar los 96.00 el 3 de febrero.

Gráfico de precios diarios del DXY frente al par BTC/USD. Fuente: TradingView

Algunos analistas del mercado consideraron que la renovada debilidad del dólar era una señal de la disminución de los temores a la subida de tipos.

Por ejemplo, Lyn Alden, fundadora de Lyn Alden Investment Strategy,  tuiteó que la Fed “alcanzó la semana pasada un punto álgido en cuanto a la formulación de escenarios de endurecimiento cada vez más agresivos”, señalando que el banco central podría volverse dovish a medida que “los datos de desaceleración económica/debilidad del PMI toman el protagonismo”.

La actividad fabril y el empleo en EE.UU. caen

Alden citó el crecimiento del sector manufacturero estadounidense, que, según los datos publicados el martes, cayó por tercer mes consecutivo en enero de 2022. En concreto, el indicador de actividad fabril del Institute for Supply Management alcanzó el 57.60, su peor nivel desde noviembre de 2020, frente al 58.80 del mes anterior.

image
Datos de crecimiento del sector manufacturero de Estados Unidos. Fuente: ISM, Bloomberg

Además, los datos del Instituto de Investigación ADP publicados el miércoles también mostraron grietas en la actual recuperación económica de Estados Unidos, revelando que el empleo en las empresas regionales cayó en 301,000 en diciembre de 2021, el más alto desde los primeros días de la pandemia de Covid-19.

Los datos, más bajos de lo previsto, llegaron una semana después de la conferencia de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. En ella se especuló con la posibilidad de subir los tipos de interés tres veces en 2022 para frenar el aumento de la inflación en Estados Unidos.

El movimiento hawkish de Powell empujó el precio de bitcoin a la baja mientras el dólar estadounidense se fortalecía.

Actualmente, los futuros de los tipos de interés en Estados Unidos apuntan a entre cuatro y cinco subidas de tipos en 2022. James Bullard, presidente de la sucursal de la Fed en San Luis, avivó aún más los temores de “endurecimiento”, declarando a principios de esta semana que cinco subidas no eran “una apuesta demasiado mala”.

No obstante, sus comentarios hawkish coincidieron con un repunte en el mercado de bitcoin, mientras que el dólar recortó sus ganancias, lo que llevó a Alden y a otros analistas a decir que el mercado podría haber reaccionado de forma exagerada a las perspectivas de endurecimiento de Powell. 

Los funcionarios de la Fed ahora son “cautelosamente hawkish”

Uno de los principales catalizadores de los planes de subida de tipos de la Fed era la recuperación constante del mercado laboral estadounidense. Pero con unas lecturas de ADP inferiores a las esperadas, el banco central podría dar marcha atrás en sus planes de endurecimiento. 

“Han pasado de ser casi todo palabrería y poca acción a ser 100% palabrería”, señaló Preston Pysh, fundador de Pylon Holding Company.

Algunos funcionarios de la Fed también han señalado que el banco central podría no seguir adelante con las subidas de tipos tan agresivamente como se prevé.

Por ejemplo, la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, dijo que los “ajustes inesperados” no beneficiarían a nadie. Del mismo modo, la jefa de la Fed de San Francisco, Mary Daly, también advirtió del peligro de endurecer los tipos demasiado rápido. 

Actualmente, la herramienta Fed Watch de CME predice una posibilidad del 94.40% de una subida de tipos de 25 puntos básicos en marzo de 2022. Pero no está claro si habrá subidas consecutivas durante el resto de 2022. 

“Subirán, pero no tanto como implica la curva a plazo”, escribió Teddy Vallee, fundador de Parvelle Global, un fondo de cobertura con sede en Nueva York, y añadió:

“La fijación de precios del espacio de activos digitales en el peor de los casos.”

Como resultado, la propia narrativa que llevó el precio de bitcoin a nuevos mínimos de varios meses la semana pasada parece estar mostrando grietas.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Todas las inversiones y operaciones implican un riesgo, por lo que debe realizar su propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Sigue leyendo: