image

La división reguladora del Banco de Inglaterra ha aumentado su presupuesto en USD 31,6 millones (24,3 millones de libras) para su próximo ejercicio financiero, afirmando que los costes han aumentado debido a sus crecientes responsabilidades y a los preparativos para los “riesgos emergentes en el sistema financiero”.

Según el último plan de negocio publicado el miércoles 20 de abril por la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA), su presupuesto para el ejercicio 2022/23 es de 320,9 millones de libras (USD 418 millones), lo que supone un aumento del 8.2% respecto al año pasado.

El director ejecutivo de PRA, Sam Woods, esbozó su plan para el próximo año:

“Estoy comprometida a seguir el ritmo de la innovación y los riesgos emergentes, incluyendo la digitalización en curso de los servicios financieros y el crecimiento de los criptoactivos.”

La PRA afirma que el retiro del Reino Unido de la Unión Europea, junto con la “preparación proactiva” para lo que considera riesgos para el sistema financiero del país, está haciendo aumentar los costes operativos. El regulador también añadirá 100 especialistas en riesgos de supervisión a su plantilla.

Al detallar su plan de trabajo para el próximo año, la PRA dice que supervisará los riesgos que surgen de la exposición de las empresas a las criptomonedas o de su aumento de los niveles de negocio con ellas, y añade:

“La PRA también les pedirá a las empresas que informen de sus exposiciones a los criptoactivos, sus tratamientos y sus planes de inversión futuros, y se comprometerá con socios internacionales, incluso en el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, para establecer un marco común e internacional para el tratamiento de las exposiciones a los criptoactivos.”

El organismo regulador dijo que continuará su trabajo en el desarrollo de un marco regulatorio para “innovaciones como las stablecoins.” A principios de este mes, el Ministerio de Economía y Finanzas del Reino Unido dijo que modificará las regulaciones para agregar stablecoins como un medio de pago aceptado.

En marzo, Woods escribió una carta a los directores generales de los bancos y otras empresas de inversión designadas en relación con su exposición a los criptoactivos para recordarles que los reguladores esperan que se adhieran a las políticas y regulaciones existentes a la luz de su creciente interés en el espacio.

En la carta se refería a una serie de informes publicados ese mismo mes por los reguladores financieros del Reino Unido en los que se discutían los riesgos para la estabilidad financiera del país que plantean las criptomonedas y las finanzas descentralizadas (DeFi).

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.