image

A pesar del consenso generalizado de que los NFT se dirigen a la proverbial luna, la agencia espacial NASA ha revelado que no autorizará el uso de sus contenidos y logotipos para NFT.

Se trata de una aclaración importante, ya que las imágenes y los vídeos de la agencia gubernamental estadounidense no suelen estar protegidos por derechos de autor y pueden utilizarse libremente con fines educativos e informativos en los medios de comunicación. (Sus logotipos, por su parte, están protegidos por derechos de autor y solo pueden utilizarse con la aprobación de la NASA).

Mientras el sector de los NFT sigue avanzando a toda máquina -con plataformas como OpenSea que ya han registrado volúmenes mensuales récord en enero-, la NASA ha declarado, a través de sus directrices de uso de los medios de comunicación, que no desea que ninguno de sus contenidos sea tokenizado:

“Los tokens no fungibles (NFT) son, en esencia, tokens digitales propiedad de alguien como un activo digital ‘único’. La NASA no desea que sus imágenes se utilicen con estos fines. Es ilegal reclamar falsamente derechos de autor u otros derechos sobre el material de la NASA.”

El logotipo de la NASA se ha utilizado a menudo con fines comerciales, como en artículos de moda, pero la agencia declaró que no puede aprobar ningún uso de este tipo en el ámbito de los NFT.

“La NASA no aprobará ninguna solicitud de comercialización de tokens no fungibles (NFT), ya que no se ajustan a las categorías de productos que la Agencia está autorizada a comercializar”, se lee en las directrices.

Según las directrices establecidas para las agencias gubernamentales, no puede aprobar la comercialización de productos en áreas como el alcohol, la comida, los cosméticos, el tabaco, la ropa interior y la tecnología.

Sin embargo, la NASA ha participado indirectamente en el espacio de los NFT mediante otras vías en el pasado. Cointelegraph informó sobre un proyecto de metaverso respaldado por NFT, denominado “mars4”, que construyó un modelo 3D detallado de Marte utilizando datos de la NASA y otras agencias espaciales.

Sigue leyendo: