image

Un informe encargado por el gobierno federal de Corea del Sur recomienda que el sector nacional de las criptomonedas adopte un sistema de licencias para los exchanges y los emisores de tokens como forma de proteger a los inversores.

El informe emitido por la Comisión de Servicios Financieros (FSC) a la Asamblea Nacional, el órgano legislativo del país, también pide nuevas regulaciones para mitigar el uso de información privilegiada, los esquemas de pump-and-dump (bombeo y descarga) y el wash trading.

La nueva normativa sería más estricta, y las sanciones por incumplimiento serían más duras que las de la Ley de Mercados de Capitales a la que se acoge actualmente el sector de las criptomonedas.

El informe “The Comparative Analysis of the Virtual Property Industry Act”, obtenido en exclusiva por Korea Economic Daily el martes, revela una recomendación para establecer un sistema de licencias que se aplicaría a los emisores de monedas, como las empresas que operan las ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) y los exchanges de criptomonedas. Se concederían distintos grados de licencia en función del riesgo implicado.

La regulación de los emisores de monedas a través de un sólido sistema de licencias se considera la “protección más urgentemente necesaria” en el mercado actual. Esta postura puede verse recalcada por el inoportuno desplome del mercado provocado por la caída del proyecto Terra, cuyo fundador surcoreano, Do Kwon, podría ser llamado a comparecer ante la Asamblea Nacional para explicar lo sucedido.

Una de las normas recomendadas obligaría a los emisores de monedas a presentar a la FSC un white paper sobre su proyecto que incluya detalles sobre los directivos de la empresa, cómo planean utilizar los fondos recaudados a través de una ICO y qué riesgos están asociados al proyecto. Las actualizaciones del white paper tendrían que presentarse al menos siete días antes de que los cambios propuestos pudieran entrar en vigor.

Incluso las empresas con sede en el extranjero que quieran que sus tokens se negocien en los exchanges coreanos deberán cumplir la norma del white paper.

Es probable que la FSC tuviera las stablecoins en su agenda mucho antes de que surgieran problemas problemas la semana pasada para TerraUSD (UST), Dei (DEI) y Tether (USDT). Sin embargo, hay recomendaciones para imponer requisitos a la gestión de activos de los emisores de stablecoins que se aplicarían a la forma en que utilizan las garantías y a la cantidad de monedas que puede acuñar un emisor.

El informe también pretende poner freno a las actividades turbias de trading de las que se acusa a los exchanges locales y a los emisores de monedas desde hace años. Sugiere regulaciones sobre el uso de información privilegiada, la manipulación de precios, los esquemas de pump-and-dump (bombeo y descarga), las operaciones de lavado y las tarifas de transacción estándar de la industria.

Cointelegraph informó en abril que una persona del sector que hablaba con los medios de comunicación locales reconocía que las disposiciones de la Ley de Mercados de Capitales podrían no ser adecuadas para gobernar adecuadamente el sector de las criptomonedas.

El nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Seok Yeol, fue elegido en parte gracias a su empeño por entender la criptoindustria. El 3 de mayo, declaró que su régimen impulsaría un proyecto de ley que amplía el estatus de exención fiscal de las ganancias de las inversiones en criptomonedas hasta que se establezca un marco legal adecuado.

El informe revelado hoy podría ser el comienzo del marco legal que el presidente Yoon tenía en mente para la industria de las criptos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:  

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.