El consenso de minería Proof-of-work de la red de Bitcoin ha sido un tema de debate medioambiental, social y de gobernanza durante mucho tiempo, y un nuevo estudio podría añadirse a la creciente controversia en torno a la huella de carbono de Bitcoin.

Un nuevo informe de investigación titulado “Revisiting Bitcoin’s carbon footprint” (Revisando la huella de carbono de Bitcoin), publicado en la revista científica Joules, ha puesto de manifiesto que la prohibición de la minería de criptomonedas en China podría no haber contribuido a la reducción de la huella de carbono de la red Bitcoin, tal y como propagan muchos bitcoiners; al contrario, ha aumentado en un 17%.

China era el principal centro de mineros de Bitcoin antes de mayo de 2021 y representaba más del 60% de la tasa total de hash de la red Bitcoin. Sin embargo, la prohibición general impuesta por el gobierno llevó a la migración de la mayoría de las granjas mineras fuera del país. La cuota de la tasa de hash de Bitcoin de China cayó de más del 60% en mayo a casi cero en agosto, y los mineros se trasladaron a Estados Unidos, Rusia y Kazajistán.

Los expertos en criptomonedas predijeron que la migración de los mineros fuera de China no solo haría que la minería de BTC fuera más descentralizada, sino también más ecológica, pero el nuevo informe de Joule muestra lo contrario. El nuevo informe de investigación destacó que la cantidad de energía renovable utilizada para alimentar la minería de BTC ha disminuido del 42% a alrededor del 25% desde el mes de agosto.

Principales fuentes de electricidad para la minería de Bitcoin. Fuente: Joule

El estudio rastreó la fuente de electricidad que alimenta las operaciones de minería para calcular las emisiones de carbono de la red de Bitcoin y descubrió que la principal criptomoneda emite 65 megatoneladas de dióxido de carbono al año. El estudio concluye que los mineros de China se centran más en las energías renovables que la mayoría de los principales países mineros actuales.

Alex de Vries, uno de los autores del informe, le dijo a Cointelegraph:

“El estudio en general destaca cómo la minería de Bitcoin se volvió aún más sucia después de la represión minera china del año pasado. Gran parte de la energía hidroeléctrica a la que los mineros tenían acceso anteriormente ha sido sustituida por el gas natural (en Estados Unidos). Además, la electricidad basada en el carbón de Kazajstán también es más sucia que la china. En conjunto, eso hace que la minería Proof-of-work sea aún más intensiva en carbono de lo que ya era.”

El estudio de la revista Joule también contradice un informe impulsado por el Consejo de Minería de Bitcoin, dirigido por el director general de MicroStrategy, Michael Saylor, que afirmaba que la red de Bitcoin utiliza hasta un 66% de energía sostenible.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.