image

Los tokens no fungibles (NFT) son utilizados como vehículos de conexión entre los clásicos de lengua española a nivel literario y la blockchain. Linkgua, una editorial reconocida española con obras como Don Quijote de la Mancha, presenta una colección de al menos 150 ejemplares literarios bajo el formato NFT para el disfrute y accesibilidad de todos. 

Obras como Episodios Nacionales de Benito Perez Galdos, Autobiografía de Ruben Darío, obras de Loyola, Jose Martí entre otros tantos autores de renombrada fama y que han formado parte de la cultura hispanoamericana ahora están disponibles en formatos NFT. 

Los token no fungibles están publicados en el marketplace de Solana, Solsea. El procedimiento para la compra de estos ejemplares es realmente sencillo, el usuario debe tener SOLANA (SOL) (criptomoneda soportada en el marketplace) y con la asociación de billeteras como Phanton, Solflare, Slope, Sollet, Torusy Ledger según sea el caso que se utilice para el resguardo de las criptomonedas Solana

Se dió a conocer además que de esta colección puede ser ampliada con otras obras que si bien no son clásicos de la lengua española, son obras que representan un clásico para todos los tiempos, y por eso la editorial no descarta ampliar esta colección. 

La editorial inició su camino de distribución de obras literarias con el autor José Lezama Lima y su libro “Paradiso” que ha alcanzado hasta el valor de unos 100 euros por ejemplar dentro del ecosistema. Siendo que ha tenido éxito tal distribución, la editorial ha dado el salto para la creación de esta colección tan amplia y con títulos de renombre en la jerga literaria. 

El uso de la tecnología blockchain permite que esta revolución 4.0 sea cada vez más rápida y asequible para todos. En un inicio la blockchain era tema de discordia y demérito, pero ahora, diez años después no cabe duda del potencial que encierra y que ha sido una tecnología que ha llegado y ha estado cambiando la forma de vida, de hacer negocios y de integrarse al mundo digital por parte de usuarios y de autores de contenidos desde todos los ángulos, artistas, intelectuales, empresarios, en fin, se ha consolidado un entorno en el que todos tienen las mismas oportunidades de generar acciones o contenidos de valor. 

Sigue leyendo: