El Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito ha dictaminado que las víctimas del esquema Ponzi de Bitconnect pueden proceder con una demanda colectiva, revocando una sentencia anterior que la prohibía.

Bitconnect es la interminable ICO famosa por sus memes de 2017 que colapsó en enero de 2018. Las cortes de apelación son tribunales superiores que se utilizan para revisar los casos previamente juzgados, por lo que la sentencia puede ser revocada o confirmada.

Las presuntas víctimas pueden ahora seguir adelante con una demanda colectiva contra BitConnect (BCC) y sus promotores Glenn Arcaro, Ryan Maasen, Trevon James, Ryan HiIdreth y Craig Grant. Todavía no se sabe si los denunciantes seguirán adelante con el caso.

Los denunciantes originales presentaron la demanda para que se les compense por los daños y perjuicios causados por la estafa de BitConnect y sus promotores. La demanda dice que los promotores “se burlaron de las leyes de valores estatales y federales”.

Law360 escribió el 22 de febrero que los demandados alegaron en el Distrito Sur de Florida que, dado que la comercialización del proyecto se realizó mediante plataformas de comunicación masiva en línea, no podían ser considerados responsables de fraude de valores.

Los demandados argumentaron con éxito que “solo puede haber responsabilidad cuando un vendedor dirige las solicitudes a determinados posibles compradores”. Al utilizar plataformas de redes sociales en línea, los promotores argumentaron que no habían solicitado directamente la criptomoneda a los compradores. Sin esa solicitud directa, argumentaron que no había fraude de valores.

Sin embargo, el Tribunal de Circuito decidió revocar la decisión del tribunal inferior de aceptar ese argumento, ya que no existe ningún precedente de la Ley de Valores de 1933 que impida utilizar los vídeos en línea en las acusaciones de fraude.

El juez Britt C. Grant escribió para el panel del tribunal el 18 de febrero:

“Debido a que la Ley de Valores no proporciona un pase libre para las solicitudes en línea, revocamos la desestimación del tribunal de distrito de la demanda de la sección 12”.

El panel del Tribunal de Circuito calificó la lectura de la Ley de Valores realizada por el tribunal inferior de “estrecha” y dijo que “tiene poco sentido”, ya que habría hecho responsable a una persona por solicitar un valor en una carta personal, pero no en un vídeo de Internet.

David Silver, abogado en el caso original contra BitConnect y sus promotores, tuiteó el 19 de febrero: “Esta es una decisión increíblemente importante que repercutirá por años”.

image

Este nuevo precedente añade mayores riesgos legales y responsabilidades para los promotores de criptomonedas que utilizan YouTube, Twitter y otras plataformas de comunicación en línea para hacer propaganda de las criptomonedas. El juez Grant escribió: “Un nuevo medio de solicitación no es menos solicitación”. 

En los últimos años, YouTube ha eliminado vídeos y cerrado canales relacionados con las criptomonedas que considera “dañinos y peligrosos.”

El Tribunal de Apelación del 11º Circuito revoca la decisión del tribunal de primera instancia en el caso de Bitconnect y sostiene que vender shitcoins de forma no dirigida en las interwebs (YouTube, Twitter, etc) expone a los promotores a la responsabilidad de los compradores de valores no registrados. 

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) presentó una demanda contra los fundadores y promotores el pasado mes de mayo, y recibió 12.6 millones de dólares en efectivo y BTC a través de un acuerdo de conciliación en agosto.

El pasado mes de noviembre, el Departamento de Justicia (DOJ) dijo que planeaba vender las criptomonedas que había incautado a BitConnect valorado en 56 millones de dólares como posible pago compensatorio para las víctimas en futuros casos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:  

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.