image

A última hora del miércoles, el detective de Internet y Youtuber Coffeezilla publicó un nuevo vídeo en el que documenta cómo él, junto con miembros de la comunidad blockchain, derribó una supuesta estafa de USD 20 millones en tokens no fungibles, o NFT, antes de que pudiera llevarse a cabo. Tal y como cuenta Coffeezilla, anteriormente existía mucho revuelo entre los usuarios por un novedoso proyecto de criptomonedas llamado “Squiggles”, que tenía una subasta de NFT programada para el 10 de febrero. En ese momento, Squiggles había acumulado más de 230,000 seguidores en Twitter.

Horas antes de la esperada subasta, un usuario anónimo publicó un informe de 60 páginas en el que se afirmaba que los fundadores de Squiggles eran marionetas pagadas. Al mismo tiempo, los verdaderos responsables del proyecto pertenecían supuestamente a un grupo de estafadores en serie de NFT que operaban bajo el nombre de “NFT Factory LA”. Coffeezilla narra mientras cita el documento:

“Documenta meticulosamente las acusaciones de NFT Factory LA, formada por ‘Gavin, Gabe y Ali’, detrás no sólo de Squiggles sino de varias estafas de NFT. Entre ellas se encuentran League of Sacred Devils, League of Divine Beings, Vault of Gyms, Sinful Souls, Dirty Dogs, Lucky Buddhas, y muchas más”.

La supuesta serie de estafas no pasó desapercibida; sin embargo, muy pronto, Gavin, y Gabe, Ali fueron expuestos por entusiastas de las criptomonedas enfadados por orquestar los supuestos rug-pulls. Como resultado, necesitaron contratar “títeres” para llevar a cabo el trabajo de futuros proyectos, como Squiggles. Sin embargo, antes de la noche de la subasta de USD 20 millones del proyecto, circularon fotos en Instagram que supuestamente mostraban al fundador de Squiggles, Arsalan, y a Gavin juntos en el mismo Rolls Royce.

“Básicamente, estos tipos producen proyectos de NFT que tienen la apariencia de confianza y calidad. Y luego, tras el lanzamiento, resulta que no son más que estafas”.

Más tarde aparecieron en el mismo club sosteniendo un cartel que decía “Squiggles Boys”, y luego apareció una foto con Gavin, Gabe y Ali en la misma foto en el mismo lugar. “Rápidamente, la gente sumó dos y dos”, dijo Coffeezilla. Horas después del lanzamiento, OpenSea retiró el proyecto de la plataforma.

Al parecer, los presuntos estafadores también intentaron manipular el volumen de la venta de NFT. Como descubrió Coffeezilla:

“[A través de EtherScan] Una sola cuenta gastó 800 ETH [USD 2.384 millones], lo que supone más de USD 2 millones repartidos en dos transacciones que crearon cientos de nuevas billeteras. Estos billeteras falsas luego compraron tres NFT de Squiggles e inmediatamente los listaron en OpenSea por menos dinero”.

El YouTuber explicó: “No sabemos si esto resultó en ganancias o pérdidas, de cualquier manera, se les impidió sacar los USD 20 millones que podrían haber hecho, y eso es bueno”. Coffeezilla es conocido en la comunidad blockchain por exponer a los presuntos estafadores y alertar a los miembros sobre los rug-pulls. A principios de este mes, publicó una entrevista en la que aparecía el youtuber caído en desgracia, Ice Poseidon, que se negó públicamente a devolver los fondos de los inversores luego de un supuesto rug pull DeFi valorado en USD 750,000.