https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvNzJlNTZkOGItNTQyNy00YWYzLWJkN2ItMWI2NmIxNjgxYzBhLmpwZw==.jpg
image

Allison Herren Lee, uno de los cinco miembros del consejo de administración de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, ha dejado oficialmente el organismo regulador después de más de tres años como comisionada.

En un anuncio realizado el viernes, el presidente Gary Gensler y los comisionados Hester Peirce, Mark Uyeda y Caroline Crenshaw dijeron que Lee había dejado la SEC, donde en 2005 comenzó como abogada del personal de la división de aplicación de la agencia en una oficina regional en Denver. Pasó a ser nombrada comisionada en 2019 bajo la anterior administración presidencial, y más tarde fue presidenta en funciones del organismo regulador durante tres meses, hasta la confirmación de Gensler en abril de 2021.

“La comisionada Lee ha sido una defensora incondicional de los mercados fuertes y estables, incluso haciendo hincapié en la necesidad de que los participantes del mercado mantengan los más altos estándares éticos”, dijeron los comisionados restantes en una declaración conjunta.

Lee anunció por primera vez su marcha de la SEC en marzo, y el presidente Joe Biden nombró en abril a su sustituto, Jaime Lizárraga, colaborador de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. El Senado confirmó el nombramiento de Lizárraga el 16 de junio para un mandato en la SEC que finaliza el 5 de junio de 2027.

Durante su tiempo en la SEC, Lee dijo que la comisión necesitaba “evolucionar con las tecnologías cambiantes” en referencia a la regulación de las criptomonedas, añadiendo que el organismo gubernamental debía mantener sus principios. Lizárraga ha hecho pocas o ninguna declaración pública sobre criptomonedas y blockchain. El empleado de Pelosi estaba en el gobierno mientras los legisladores preparaban la legislación para manejar la crisis financiera de 2008, y fue parte de los esfuerzos detrás de la Ley Dodd-Frank de 2010.

La SEC, junto con la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos y la Red de Control de Delitos Financieros, se encarga de la regulación de los activos digitales en los Estados Unidos, pero con diferentes demandas jurisdiccionales, lo que resulta en un enfoque de mosaico que las empresas de criptomonedas deben navegar para operar. No está claro qué impacto tendrá la salida de Lee y la incorporación de Lizárraga en la regulación y aplicación del espacio de las criptomonedas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.