image

A mediados de febrero, la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España, CNMV, encargada de regular los activos en ese país, reconoció fue foco de una campaña de phishing que usurpó su identidad para solicitar información y ofrecer venta de bitcoin en su nombre.

Estrictamente, se trató de una estafa de phishing, ya que los estafadores se comunican con sus víctimas a través de llamadas telefónicas, con la idea de conseguir información personal. El señuelo de la estafa era el ofrecimiento de comprar bitcoins que supuestamente fueron confiscados de una empresa acusada por los tribunales españoles. A su vez, decían ser parte del departamento anti fraudes que de hecho no existe. “El regulador español emprenderá acciones legales contra quienes lleven a cabo estos intentos de estafa“, según dijo su presidente, Rodrigo Buenaventura.

La CNMV recuerda que es “un organismo supervisor que en ningún caso ofrece inversiones y nunca pide a los inversores ningún tipo de información o dato personal a través del teléfono. En cuanto ha tenido conocimiento de los hechos, la CNMV ha llevado a cabo diversas actuaciones, entre ellas alertar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. La CNMV emprenderá las acciones legales a su alcance para impedir y limitar estas prácticas. En todo caso, la CNMV aconseja verificar la procedencia de cualquier comunicación recibida en su nombre.

También es importante tener en cuenta que la procedencia de los mensajes debe ser legítima, esto es, los correos deben llegar desde cuentas @cnmv.es y el sitio oficial es https://www.cnmv.es

El director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, y el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Rodrigo Buenaventura, vienen trabajando en un convenio para perseguir el fraude financiero. Para ello, la Policía Nacional informará a la CNMV sobre las personas o entidades que pudieran cometer infracciones contra los mercados de valores, así como de la incoación de procedimientos judiciales relacionados con aquéllas. También establece un punto de coordinación nacional para todas las investigaciones que lleven a cabo las unidades de la Policía. La CNMV, por su parte, comunicará a la Policía Nacional cualquier indicio de fraude financiero, y le prestará asesoramiento para facilitar las investigaciones.

La colaboración que hemos mantenido en el anterior convenio tiene como objetivo proteger mejor al inversor y al ciudadano y deberá verse reforzada en este, ante la creciente incidencia de ofertas fraudulentas y de entidades no autorizadas a prestar servicios de inversión. Ambas instituciones vamos a establecer canales fluidos y eficaces para el intercambio de comunicación, y vamos a colaborar en actividades de formación de relevancia para nuestros especialistas”, ha señalado el director general de la Policía, quien ha añadido que, en definitiva, “vamos a utilizar de una manera renovada la experiencia y la especialización alcanzadas en los últimos tiempos en la persecución de los fraudes financieros”.

Te puede interesar:

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.