https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvOTA2OTJkOTUtNDZjYS00Mzk0LWI3NGQtM2U4MGI2M2MyYWFhLmpwZw==.jpg
image

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha rebajado la calificación de la familia corporativa (CFR) y los pagarés senior no garantizados del criptoexchange Coinbase, y declara que ambas calificaciones han sido puestas en revisión para una nueva rebaja.

La CFR, una calificación asignada para reflejar la opinión de Moody’s sobre la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones financieras, fue rebajada de Ba2 a Ba3, que se considera por debajo del grado de no inversión.

Los pagarés no garantizados son un tipo de deuda que tiene una empresa que no está respaldada por ningún activo y que, en caso de quiebra, debe pagarse antes que cualquier otra. Moody’s rebajó la calificación de Coinbase de Ba1 a Ba2.

A principios de mayo, Cointelegraph informó que los bonos basura de Coinbase se hundieron en respuesta a un primer trimestre decepcionante, y desde el informe, los bonos han seguido cayendo un 9.5% más.

En su justificación de las rebajas, Moody’s destacó que el modelo de ingresos de Coinbase “está vinculado a los volúmenes de comercio, la actividad de las transacciones por usuario y los precios generales de los criptoactivos”. Dijo que la fuerte caída de los precios de las criptomonedas en los últimos meses ha hecho que la actividad de negociación de los clientes disminuya, lo que a su vez ha provocado un debilitamiento de los ingresos y del flujo de caja de la empresa.

El entorno incierto obligó a Coinbase a despedir a cerca del 18% de su personal el 14 de junio. Pero, incluso con esta medida, Moody’s dijo que espera que la rentabilidad de Coinbase “siga siendo un reto en el entorno actual”.

La competencia por los clientes también se ha intensificado en Estados Unidos después de que Binance.US comenzara a ofrecer operaciones al contado sin comisiones para Bitcoin (BTC). La oferta sigue los pasos de la plataforma de comercio Robinhood, que fue pionera en el comercio de criptomonedas sin comisiones en 2018.

En un intento de atraer a los usuarios a la plataforma, el jueves, Coinbase añadió cinco nuevos tokens tokens ERC-20 de Ether (ETH), además de la posibilidad de que los usuarios envíen y reciban algunos activos en la red Polygon junto con USD Coin (USDC) en Solana.

Moody’s dijo que podría haber más rebajas si los precios de las criptomonedas siguen cayendo y si los volúmenes de negociación en el exchange siguen siendo los mismos o caen más. También examinará si la empresa puede reducir los gastos, y su capacidad para mantener el talento, así como los posibles “desarrollos regulatorios de los criptoactivos.”

La agencia de calificación añadió que las calificaciones de Coinbase podrían volver a subir en el futuro si puede generar una ganancia incluso durante un mercado bajista y diversifica sus ingresos a través de otros flujos no asociados con el comercio y los precios de las criptomonedas, señalando que los ingresos basados en transacciones de criptomonedas representaron el 87% de los ingresos netos de Coinbase en el primer trimestre de 2022. 

Las acciones de Coinbase subieron un 13.4% para cerrar a USD 58.88 el jueves, pero cayeron algo más del 1% en las operaciones posteriores al cierre. En lo que va de año, sus acciones han bajado casi un 77%.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.