https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDkvZjU0MDk4YmMtMWUyMS00NzAxLWI3NDUtZTdhOTU5ZTQxNDMzLmpwZw==.jpg
image

La blockchain de Ethereum ha completado con éxito su cambio del consenso proof-of-work al proof-of-stake (PoS) tras la fusión de su mainnet y la Beacon Chain.

La fusión o Merge tuvo lugar el 15 de septiembre, cuando la red cambió a PoS sin problemas, y los mineros basados en hardware fueron sustituidos por validadores que que hacen stake de Ether (ETH) para procesar las transacciones, añadir nuevos bloques y mantener la red.

La pregunta más pertinente en el espacio de la criptomoneda es: ¿qué pasará después? La Fundación Ethereum siempre ha trabajado en una larga hoja de ruta de hitos de desarrollo, y The Merge no es diferente.

¡Feliz cumpleaños Beacon Chain!

Aquí hay un diagrama actualizado de la hoja de ruta en la que se encuentra el desarrollo del protocolo de Ethereum y lo que viene en qué orden.

(Estoy seguro de que faltan muchas cosas, como todos los diagramas, pero cubre muchas de las cosas importantes). 

El cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, esbozó anteriormente un proceso gradual de cinco pasos que llevará a la blockchain de contratos inteligentes a lo que describió como el “Final del Juego” del desarrollo de Ethereum.

[embedded content]

El objetivo final sería que la red fuera capaz de una alta frecuencia y tamaño de bloques, así como de procesar miles de transacciones por segundo, sin dejar de ser lo suficientemente fiable y resistente a la censura.

The Merge

La fusión fue el primer paso de este proceso de cinco partes, que desde entonces ha sido elaborado por varios desarrolladores de Ethereum, participantes del ecosistema y comentaristas. El cambio clave de la Fusión es la drástica reducción del consumo de energía, reduciendo el uso de energía de Ethereum en un 99%.

Horas antes de que tuviera lugar la Fusión, Buterin citó la estimación del investigador de Ethereum Justin Drake de que el evento también reduciría el consumo global de electricidad en un 0.2%.

“La fusión reducirá el consumo mundial de electricidad en un 0.2%”

El segundo aspecto importante del cambio al PoS es la reducción de la emisión de ETH mediante recompensas a los validadores por su trabajo de mantenimiento de la red, lo que hace que el ETH se convierta en un activo deflacionario.

The Surge

2023 está señalado como el año en que Ethereum implementará el sharding, un paso importante para aumentar la escalabilidad de la capacidad de la cadena de bloques para almacenar y acceder a los datos.

La Fundación Ethereum describe el sharding como el proceso de separar una base de datos horizontalmente para repartir la carga de trabajo de la red. Ethereum utilizará el sharding en sinergia con los despliegues de capa 2, dividiendo la gran cantidad de datos en la red.

Se prevé que esto reduzca la congestión de la red y aumente las transacciones por segundo. Es la alternativa descentralizada a agrandar una base de datos, aliviando la necesidad de que los validadores almacenen ellos mismos todos los datos de la red, lo que requeriría un hardware potente.

También significa que el usuario medio podría ejecutar un nodo o clientes de Ethereum en dispositivos personales como ordenadores y dispositivos móviles, haciendo que la red sea más robusta debido a su mayor descentralización.

The Verge, Purge y Splurge

Los tres últimos pasos en el desarrollo continuo de Ethereum tras la fusión tendrán lugar en los próximos años.

“The verge” es la tercera parte de la hoja de ruta de Ethereum esbozada por Buterin. Sin entrar en demasiados detalles técnicos, este paso implicará la introducción de árboles de verkle, que optimizarán el almacenamiento de datos y el tamaño de los nodos.

Como explicó Buterin en un profundo análisis en junio de 2021, los árboles de verkle cumplen una función similar a la de los árboles de merkle, que suman todas las transacciones de un bloque y producen una prueba de todo el conjunto de datos para un usuario que quiera verificar su autenticidad:

“Sin embargo, la propiedad clave que proporcionan los árboles de Verkle es que son mucho más eficientes en tamaño de prueba”.

La criptografía es algo más complicada, pero Buterin destacó que la reducción del tamaño de los datos de la prueba sería suficiente para hacer viables los clientes sin estado.

The Purge implicará la eliminación de datos históricos sobrantes en un esfuerzo por aliviar la congestión de la red mediante la purga de datos superfluos. Esto reducirá esencialmente la cantidad de datos que necesita almacenar un validador, y Buterin afirma que este paso permitirá a la red gestionar unas 100,000 transacciones por segundo.

¿Qué más hay que saber?

Como Cointelegraph exploró previamente, los stakers que buscan convertirse en validadores completos de la blockchain de Ethereum tienen que comprometer 32 ETH para poder hacerlo. Una idea errónea común era que estos stakers podrían eliminar sus ETH comprometidas una vez que la Fusión se hubiera completado.

Para garantizar la estabilidad de la red, los validadores solo podrán retirar sus ETH en stake una vez que se produzca la actualización de Shanghai, que está previsto que tenga lugar en los próximos 12 meses. Los validadores también pueden recibir comisiones por el procesamiento de las transacciones (valor extraíble del minero), que se acreditan en su cuenta de validador sin stake. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.