image

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos podría avanzar en un caso de enjuiciamiento penal contra un ciudadano estadounidense que supuestamente violó las sanciones a través del uso de criptomonedas.

Según una opinión presentada el viernes en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia, el individuo anónimo que es objeto de una investigación penal por parte del Departamento de Justicia supuestamente envió más de 10 millones de dólares en Bitcoin (BTC) desde un exchange de criptomonedas con sede en los Estados Unidos a un exchanges en un país al que los Estados Unidos tiene actualmente en su lista de sanciones – lo que sugiere Rusia, Cuba, Corea del Norte, Siria o Irán. La presentación alegó que el individuo “conspiró para violar la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional” y conspiró para defraudar a los Estados Unidos.

El individuo supuestamente “declaró con orgullo que la Plataforma de Pagos podía eludir las sanciones de Estados Unidos” utilizando BTC y que conocía las sanciones impuestas al país. Según la presentación, los exchanges de criptomonedas con sede en Estados Unidos tenían la información del usuario a través de las políticas de cumplimiento de “Conozca a su cliente”.

“El Departamento de Justicia puede y perseguirá penalmente a individuos y entidades por el incumplimiento de las regulaciones de la [Oficina de Control de Bienes Extranjeros], incluso en lo que respecta a la moneda virtual”, dijo el juez magistrado Zia Faruqui en su opinión. “Los servicios financieros prohibidos incluyen cualquier transferencia de fondos, directa o indirectamente […] desde los Estados Unidos o por una persona/entidad estadounidense, dondequiera que se encuentre, a la entidad/país sancionado. Y para que no haya dudas, los proveedores de servicios financieros incluyen los exchanges de moneda virtual”.

Faruqui añadió:

“La cuestión ya no es si la moneda virtual está aquí para quedarse (es decir, FUD), sino si las regulaciones de la moneda fiduciaria seguirán el ritmo de los pagos sin fricción y transparentes en el sector blockchain”.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro, OFAC por sus siglas en inglés, es responsable de administrar las sanciones impuestas por los Estados Unidos. Tras la invasión militar de Rusia en Ucrania, la oficina gubernamental advirtió a los residentes de Estados Unidos que no utilizaran activos digitales para beneficiar a ciertas entidades e individuos con sede en Rusia, y añadió al mercado ruso de la darknet, Hydra, al proveedor de servicios de minería de criptomonedas BitRiver y a los exchanges de moneda digital Garantex a su lista de “Nacionales especialmente designados”, una designación que generalmente prohíbe a los estadounidenses hacer negocios con ellos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.